Hakimulá Mehsud, que se convirtió en el jefe de los talibanes paquistaníes tras el asesinato de su antecesor Baitulá Mehsud, parecía gozar de buena salud en las imágenes emitidas el lunes por el canal paquistaní Dawn.

Sailab Mehsud, uno de los periodistas que se reunió con el jefe miliciano el domingo, dijo que Hakimulá prometió vengar el asesinato de Baitulá.

Altos cargos de inteligencia paquistaníes y estadounidenses creían que Hakimulá podía haber muerto en un enfrentamiento con una facción rival liderada por Wali-ur-Rehman hace unas semanas, en una disputa en torno al reemplazo de Baitulá.

'Wali-ur-Rehman está sentado a mi lado y la única diferencia entre nosotros es que él me pidió que me convierta en líder talibán e insistió en que yo asumiera el puesto', dijo Hakimulá.

Agentes de seguridad dicen que Hakimulá es aún más agresivo que Baitulá.

Pero parecía más relajado y un poco más gordo que cuando un grupo de periodistas se reunió con él a finales del año pasado. Se sentó en el piso bajo un cielo soleado junto a otros comandantes talibanes, mientras guardias armados vigilaban el lugar.

La aparición del líder talibán en los medios se produjo mientras el Ejército paquistaní está preparando una ofensiva contra los militantes en su bastión de Waziristán del Sur.

'COMBINACIÓN FORMIDABLE'

El Gobierno ordenó al Ejército perseguir a Baitulá Mehsud y a sus hombres en la región en junio, después de una serie de ataques con bombas en todo el país.

Las fuerzas de seguridad han estado lanzando ataques aéreos y de artillería, bloqueando la zona e intentando dividir a las facciones luego de la muerte de Baitulá.

Tras el asesinato del líder talibán se había registrado una relativa calma, pero los ataques extremistas han aumentado en las últimas semanas.

Un ataque suicida contra una oficina del Programa Mundial de Alimentos de la ONU en Islamabad el lunes dejó cinco muertos, entre ellos un miembro extranjero del personal, dijeron altos cargos.

Un analista dijo que la aparición de Hakimulá junto a otros líderes milicianos demuestra que los talibanes siguen siendo una gran amenaza.

'Hakimulá y Wali-ur-Rehman son una combinación formidable', dijo Rahimulá Yusufzai, un veterano periodista y experto en asuntos extremistas.

'Demuestra que resistirán a cualquier ataque de las fuerzas de seguridad, pese a que finalmente se retirarán y recurrirán a una guerra de guerrillas', opinó.