Tres españoles continúan desaparecidos tras el terremoto de Sumatra

  • Fuentes del Ministerio de Exteriores han declinado ofrecer datos sobre estos desaparecidos para evitar la alarma social.
  • Unas 4.000 personas estarían aún bajo los escombros.
  • "Aún hay esperanza" de encontrar supervivientes del seísmo.
  • El número de fallecidos por el terremoto pasa del millar de personas.
Un hombre entre los escombros días después del terremoto de Sumatra.
Un hombre entre los escombros días después del terremoto de Sumatra.
EFE

Ana Pelegrín, una murciana de 45 años, y su marido, Ricardo Gil, de la misma edad y natural de Almería, se encuentran desaparecidos en Sumatra, junto a otro español del que no ha trascendido la identidad, desde el seísmo de 7,6 grados de magnitud en la escala Richter registrado en Padang el pasado miércoles 30 de septiembre.

Tras hablar con la embajada, Antonio Pelegrín, el hermano de la desaparecida, ha informado que hasta la mañana del sábado, eran seis los españoles que se encontraban de viaje en Sumatra cuando tuvo lugar el terremoto y de los que sus familias no tenían noticias. A mediodía la cifra se reducía a tres.

"A media mañana he podido hablar con la madre de uno de los chicos que se encontraban desaparecidos y me ha dicho que se había puesto en contacto con ella, que se encontraba bien y que estaba en las islas Mentawai, donde había localizado a otros dos chicos vascos de los que tampoco se sabía nada y que también estaban bien", ha relatado Antonio Pelegrín.

El hermano de la murciana desaparecida ha indicado que la madre del joven iba a pedirle a su hijo que intentase localizar desde allí a Ana Pelegrín y a su marido, ya que, al parecer, ambos tenían previsto ir el día del seísmo también a Mentawai.

Fuentes del Ministerio de Exteriores han declinado ofrecer datos sobre este hecho para "evitar alarmar a la población".

Por su parte, fuentes del Gobierno de Murcia han señalado que se han puesto a disposición de la familia Pelegrín para "lo que necesiten", al tiempo que han contactado con la embajada española en Yakarta para ofrecer su colaboración en la búsqueda de los desaparecidos.

Las mismas fuentes han señalado que el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel "está continuamente informado" y que desde la embajada en Yakarta les han señalado que la pareja podría encontrarse en el archipiélago de Mentawai, que no se ha visto afectado por el seísmo, o en Padang, donde el terremoto sí se manifestó en su mayor intensidad, aunque todavía no hay datos concretos sobre su paradero.

"Todavía hay esperanza para los desaparecidos"

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, pidió paciencia a los familiares y amigos de los desaparecidos, y les aseguró que "todavía hay esperanza". Un niño de una escuela destruida de Padang fue rescatado después de 40 horas enterrado bajo escombros y relató que muchos de sus compañeros seguían con vida.

Se calcula que hasta 4.000 personas siguen enterradas entre los escombros de los edificios derrumbados en la ciudad indonesia de Padang, en la isla de Sumatra, donde más de un millar han muerto tras el terremoto.

El coordinador de las Naciones Unidas para las ayudas humanitarias en Indonesia, El-Mostafa Bemlanlih, declaró a la prensa que entre 3.000 y 4.000 personas siguen atrapadas o enterradas entre las ruinas de la tercera ciudad más grande de Sumatra.

Al menos 20.000 edificios se han hundido o se encuentran dañados en Padang, la capital de la provincia de Sumatra Occidental, y sus alrededores. Los equipos de salvamento trabajan en la búsqueda de desaparecidos, y en la atención de damnificados y el desescombro, mientras que la ayuda desde el exterior, Yakarta y otras provincias empieza a fluir hacia las zonas afectadas.

"La situación en la ciudad de Padang es mala, pero no debemos olvidar las zonas rurales cercanas, donde pueblos enteros han quedado devastados al cien por cien, y otros al 50 por ciento o en distinta medida", advirtió la coordinadora de operaciones de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Christine South, desde Ginebra.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados. En 2006, unas 6.000 personas murieron en un terremoto en la javanesa ciudad de Yogyakarta; y, dos años antes, 170.000, en el norte de Sumatra por un tsunami.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento