Hierro
Elena Anaya, madre coraje en 'Hierro'. Paramount

Las mujeres, ante o detrás de las cámaras, también tienen una especial relevancia en estas jornadas del Festival de Sitges. Por un lado, Elena Anaya es la protagonista absoluta de Hierro, el debut en el largometraje del madrileño Gabe Ibáñez. Por otro, The Countess, inspirada en la historia de la sangrienta condesa Báthory, está protagonizada y dirigida por Julie Delpy. La palentina, luciendo pelo corto rubio platino y muy delgada, está en la localidad costera catalana; la parisina en cambio no.

Hierro es también la primera producción española presentada de las dos que compiten en la Sección Oficial Fantástica. Un título que se refiere a la isla más pequeña del archipiélago canario, cuyos parajes y playas comparten protagonismo con la misma Elena Anaya. Y un thriller psicológico puntuado con constantes detalles inquietantes en torno al drama, o mejor dicho, trauma, de una madre que se niega a creer que su único hijo ha fallecido. Por un momento parece que nos hallemos ante una nueva variente del éxito de El orfanato, pero no. Hierro prefiere decantarse por otros derroteros.

En su segunda película, Ibáñez tiene previsto pasarse a la ciencia-ficción.Para Ibáñez se trata de su primera experiencia, fuera del corto, manejando las riendas de un proyecto cinematográfico, pero en su haber cuenta con una sólida labor como especialista en posproducción digital y supervisor de efectos especiales en publicidad y en títulos como El día de la bestia, Perdita Durango o El corazón del guerrero.

Su ópera prima demuestra maneras, predilección por las imágenes estilizadas y una factura más que correcta conjugando lo real con lo onírico; pero muy probablemente les sabrá más bien a poco a los amantes de emociones más fuertes o propuestas más arriesgadas en un certamen como el de Sitges.

Hierro, que tuvo su première en la Semana de la Crítica de Cannes, tiene previsto estrenarse el 12 de febrero de 2010.

Ceremonias sangrientas

<p>The Countess</p>El cuidado y la corrección formal también es la seña de identidad de The Countess, la apuesta de la actriz, guionista y directora parisina Julie Delpy que retoma la historia, a caballo entre los siglos XVI y XVII, de la Condesa húngara Erzsébet Báthory.

Un personaje que ha inspirado multitud de películas relacionadas con el tema del vampirismo, y allí está por ejemplo la notable Ceremonia sangrienta, que Jorge Grau estrenó en 1973 con Lucia Bosé de protagonista. Y es que la aristócrata se ha hecho célebre a lo largo de los siglos a causa de la leyenda negra que la relaciona con su obsesión por mantenerse joven. Con el inconveniente de que, para ello, necesitaba recurrir a las torturas y sacrificios de jóvenes doncellas para tomarse, literalmente, baños de sangre o ingerir su hemoglobina.

Julie Delpy, inolvidable actriz de Blanco o Antes de amanecer y su secuela, y directora de la comedia romántica 2 días en París, no escatima algunos momentos morbosos, pero también se decanta por teñir su planteamiento con un trasfondo romántico.

El reparto de The Countess incluye a nombres como William Hurt, Daniel Brühl y Anamaria Marinca (la revelación de 4 meses, 3 semanas y 2 días). Fue presentada en el pasado Festival de Berlín y en España aún no tiene distribución.