A Río de Janeiro (virtual favorita) le ha salido una dura competidora de última hora: Madrid. La esperada presentación de la candidatura de la capital española ha sido emotiva, rotunda, convencida, abierta y cosmopolita. Los miembros de la delegación han dejado claro que todos y todo tienen cabida en los que han bautizado como “los juegos de las personas” y que se celebrarán en Madrid en 2016.

El Rey: "Madrid 2016 es un proyecto que cuenta con mi apoyo sin reservas" Y es que si algo es evidente a estas alturas es que la de Madrid posee, de entre todas las candidaturas, el mayor apoyo popular. El de los madrileños (que han estado presentes a través de una entrañable carta firmada por la ciudadanía) y el de las 186 nacionalidades diferentes de quienes comparten con ellos su día a día, como ha recordado el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y que han participado en los sucesivos vídeos promocionales donde ha sonado el inevitable flamenco.

Que los madrileños son sensibles a su entorno y a los valores olímpicos de equipo, ayuda, solidaridad y esfuerzo ha quedado patente también cuando el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha iniciado su intervención solidarizándose con las víctimas de las inundaciones de Indonesia.

Una intervención que llegaba precedida del caluroso abrazo con Esperanza Aguirre que, en francés, le precedía en la intervención, y ha recordado al COI  que somos una gran ciudad, con todas las infraestructuras, dotaciones y servicios necesarios para albergar los Juegos Olímpicos.

Pero las grandes bazas de Madrid todavía no se habían jugado. Juan Antonio Samaranch daba un golpe de efecto al dirigirse al plenario y, con rotundidad, decir a sus colegas: “Tengo 89 años, estoy al final de mi vida, os pido la concesión de los juegos para mi ciudad”.

El mundo será un lugar mejor tras Madrid 2016 Y luego habría de venir el Rey Juan Carlos que, alto y rotundo (como lo han hecho todos los que han intervenido), dejaba claro que el de Madrid  “es un proyecto que cuenta con mi apoyo sin reservas porque somos capaces de llevarlo adelante”. "El mundo será un lugar mejor tras Madrid 2016", señaló. Y concluyó: "Creedme, votar por Madrid es un éxito seguro".

Tan rotunda ha sido la apuesta de Madrid que los brasileños, viendo como su rival más directa cogía fuerza en los últimos minutos, han aprovechado para desviar la atención de la prensa internacional cuando el mismísimo Pelé ha cruzado por el salón donde los medios seguíamos con atención la pantalla.

 

 


En la agenda europea

Que Madrid está comprometida con los Juegos y que trabajará por los valores olímpicos ha llevado al presidente Zapatero a adoptar el “compromiso” de llevar la cuestión olímpica a la agenda europea durante la próxima presidencia española de la UE.

Y los auténticos protagonistas de los Juegos, los atletas, también han tenido su lugar destacado en la figura de Raúl, la nadadora paralímpica Teresa Perales y de la hija Mercedes Coghen, Mónica Figar, que han recalcado que con esfuerzo todo es posible. Y tanto.

Alberto de Mónaco se modera

En el turno de preguntas, Madrid ha salido reforzada. Alberto de Mónaco (que ha preguntado a todas las delegaciones) ha pedido más datos sobre la villa olímpica, lo que ha permitido a Gallardón lucirse hablando de la titularidad municipal de los terrenos y de las futuras viviendas de alquiler para deportistas.

Madrid y Río parten como las grandes favoritas Además, Zapatero saldaba la deuda pendiente con la adecuación a la ley antidopaje internacional al explicar (en respuesta a otra pregunta) que el día 20 entró en vigor el decreto que adecuaba nuestra ley sobre dopaje a la normativa internacional .

Al final, otro “Congratulations”, esta vez por parte del presidente del COI, Jacques Rogge, dejaba muy claro que Madrid y Río parten como las grandes favoritas de esta batalla.

Caras tristes en la rueda de prensa

Tras la presentación, era turno de la rueda de prensa de la delegación madrileña ante los medios de comunicación internacionales desplazados a Copenhague. Todos entraron cabizbajos y muy serios en la sala de medios aunque ante las cámaras todo eran sonrisas. ¿Hay nervios? ¿Pesimismo...?

Consulta aquí más noticias de Madrid.