Brooke Shields
Brooke Shields, en una foto tomada en 2006. Reuters / Archivo

La Policía ha obligado a la Tate Modern de Londres a retirar una fotografía en la que aparece desnuda la actriz estadounidense Brooke Shields a la edad de 10 años, por considerar que podría incurrir en un delito de pornografía infantil.

La imagen formaba parte de una exposición fotográfica que incluye obras de contenido sexual La instantánea iba a ser expuesta este jueves al público, pero la dirección de la galería cerró la sala donde estaba colgada tras una reunión con miembros de la Unidad de Publicaciones Obscenas y desencadenar una gran polémica.

La pieza en cuestión es una imagen tomada por el fotógrafo Richard Prince, que se titula Spiritual America, en la que aparece Brooke Shields retratada de rodillas para arriba, desnuda, embadurnada de aceite, maquillada y mirando a la cámara.

A la entrada de la sala figura un aviso a los visitantes, afirmando que la imagen podía resultar "desafiante".

El resto de la exposición, titulada Pop Life: Arte In A Material World, que incluye obras de contenido sexual explícito, permaneció abierta, según confirmó la dirección de la Tate.

Concretamente, una de las salas está dedicada a la serie Made In Heaven del artista estadounidense Jeff Koons, que incluye fotografías a gran tamaño de él mismo manteniendo relaciones sexuales con su ex esposa y estrella italiana del porno Cicciolina.

Scotland Yard afirmó en un comunicado difundido en las últimas horas que "los agentes especialistas en este campo están trabajando con los gestores de la galería para garantizar que de manera no intencionada violen la ley o causen alguna ofensa a los visitantes".

Con anterioridad a la exposición, uno de sus comisarios, Jack Bankowsky, dijo que esperaba que el interés artístico de Spiritual America no quedara eclipsado por la controversia sobre su contenido, y la dirección de la Tate aseguró que habían consultado a expertos legales para asegurarse de que no violaba la ley.