Brooke Shields
La actriz Brooke Shields posó desnuda para Garry Gross con diez años. Paul Buck

¿Arte o pornografía infantil? Éste es el debate que ha provocado la foto de la actriz Brook Shields maquillada y desnuda en una bañera cuando tenía diez años expuesta en la Tate Modern de Londres. La imagen forma parte de una exposición sobre arte pop titulada Pop Life: Art in a Material World.

La fotografía se encuentra en una habitación separada de las demás con una advertencia sobre su contenido Asociaciones de defensa de la infancia han asegurado que la imagen es un reclamo para los pedófilos y acusan a los organizadores de intentar atraer al público a cualquier precio. Por su parte, un responsable de la Tate ha afirmado que han sido asesorados legalmente y han tomado esta decisión tras una evaluación exhaustiva de la situación.

La fotografía se encuentra separada de las demás, en un habitación en la que se advierte a la entrada que el contenido puede afectar al visitante. El artista, Richard Price, asegura que la fotografía expuesta, que es en realidad una copia de la original tomada por Garry Gross en 1975, representa no a una niña sino a "una entidad abstracta, un cuerpo con dos sexos diferentes, o quizá más, y una cabeza que parece tener una edad diferente".

La actriz no ha querido pronunciarse sobre la polémica, aunque ya intentó en 1981 hacerse con los negativos de estas imágenes sin éxito. De momento, la fotografía de la pequeña desnuda seguirá a la vista de todos en el museo.