Entierros ecológicos: La última voluntad empieza a ser cada vez más 'verde'

  • Las incineraciones con urnas biodegradables están al alza.
  • Ya alcanzan el 20% en España.
  • Las empresas funerarias adquieren los primeros coches eléctricos.
Coche fúnebre eléctrico.
Coche fúnebre eléctrico.
Grupo ASV

El Ministerio de Sanidad ultima una ley que regulará los enterramientos y las incineraciones en España. Exterminar las urnas fúnebres que fondean en el lago del Retiro o evitar el lanzamiento de recipientes funerarios al puerto de Barcelona son uno de los principales objetivos de una normativa que prohibirá expresamente el hobby nacional de lanzamiento conjunto de urnas y cenizas.

Sin embargo, el sector funerario confirma que la conciencia medioambiental de los españoles evoluciona a mayor velocidad que la legislación.

El 20% de las incineraciones de 2008 se realizaron con urnas biodegradables y las empresas funerarias confirman que la tendencia cotiza al alza. "Los sepelios 'verdes' se han disparado desde los noventa", ratifica Víctor Humanes, director de marketing del grupo funerario ASV.

Menos contaminantes, más silenciosos

El director de la firma Mémora, Eduard Vidal, confirma que las cremaciones ecológicas han aumentado un 17% desde hace dos años y que la oferta ecológica es un nicho de mercado en vías de expansión. Las claves: calidad-precio. Las principales empresas fúnebres han adquirido coches eléctricos para ofertar paquetes ecológicos integrales. "Son menos contaminantes y mucho más silenciosos".

La conciencia medioambiental crece, pero la España más tradicional se resiste. Galicia o Cádiz desafían la evolución post mórten y se aferran a los sepelios más castizos: ataúdes de roble, interior de poliéster y bisagras de metal.

"El perfil del cliente es un europeo que se ha jubilado y ha elegido Levante como primera residencia". Aunque Humanes confirma que ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona comienzan a sumarse a la moda 'verde' de las últimas voluntades.

Materiales ecológicos

Los féretros biodegradables se fabrican con madera de talas controladas, sin barnices y con el interior confeccionado con algodón puro.

La imaginación es la clave en la fabricación de urnas ecológicas: pueden ser de sal –se diluye al lanzarla al mar–, fabricadas con tierra –sirven de abono para las plantas– o incluso con una semilla en el interior, para que, después de enterrada, crezca un árbol.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento