Maragall, a un día de dejar el Ayuntamiento de Barcelona: "Seré un afiliado más pero no dejaré de tener eventualmente palabra"

El líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Ernest Maragall.
El líder de Esquerra Republicana de Catalunya en Barcelona, Ernest Maragall.
Europa Press
El líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Ernest Maragall.

El líder del grupo municipal de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, ha afirmado este jueves que no tiene previsto tener ninguna implicación en el partido cuando deje el Ayuntamiento, lo que se oficializará en el pleno de este viernes. "Seré un afiliado más. Tendré un voto entre centenares y miles. Y basta", ha dicho. Sin embargo, ha afirmado: "No dejaré de tener opinión propia. No dejaré de tener eventualmente palabra".

Maragall ha añadido: "No dejaré de tener capacidad de analizar o de observar o de leer e interpretar lo que pase. Y así ya veremos. No tengo ninguna decisión tomada en este terreno. No hay ninguna forma de intervención prevista. Al contrario", ha expresado en una entrevista de Europa Press.

El líder de ERC, que anunció su marcha del Ayuntamiento en el pleno de noviembre, ha hecho balance de su paso por las arcas municipales, que califica como "apasionante e interesante en todos los sentidos", sobre todo la experiencia personal, de la que dice que se lleva un bagaje de afectos, de experiencias y de relaciones.

Lo ve como un adiós a su vida política "desde muchos puntos de vista: también desde el punto de vista internacional, desde el punto de vista de la edad", y también sobre la situación global, en la que ve un momento de cambio.

"Ya se ha acabado la etapa de la defensiva, por ejemplo, en el terreno de la represión y de la relación con el Estado y, por lo tanto, es un momento de proyección, de mirar lejos, de nuevas energías y nuevos impulsos y nuevos liderazgos", ha insistido. 

Atribuye a Collboni una deriba conservadora

Sobre la situación actual en el Ayuntamiento desde la investidura del alcalde, Jaume Collboni, Maragall ha criticado que "hay gesto y continuidad de la obra hecha, hay inauguración de cosas que ya estaban en marcha", y ha lamentado la deriva conservadora que ven el gobierno socialista.

En ese sentido, ha afirmado que "los mensajes que envía" Collboni mantienen una dirección hacia Junts, y ha explicado que él se ha reunido dos veces con el alcalde y que la última fue hace meses.

Preguntado por si ERC quiere entrar en el gobierno de Collboni, ha respondido que son decisiones que corresponden a los republicanos "cuando toque, cuando haya los elementos suficientes para tomar decisiones, que en estos momentos no están".

No cree que el pacto de investidura entre Junts y ERC (que no se llegó a materializar) haya condicionado las negociaciones para formar gobierno ahora y, preguntado por si su marcha facilita un pacto con el PSC, ha apelado a la capacidad del partido para decidirlo. 

Considera que Collboni "gana tiempo" al situar primavera como horizonte para pactar un acuerdo de gobierno y los Presupuestos para 2024, algo que el líder republicano ha tachado de frivolidad y de escasa responsabilidad institucional.

"Lo que haces es ganar tiempo, simplemente. Y seguir inaugurando luces de Navidad. Después encenderemos los de primavera o tiraremos los cohetes de Sant Joan", ha afirmado.

Apuesta porque Barcelona ejerza de capital de Cataluña y que asuma responsabilidades en cuestiones como la educación, el cambio climático, la vivienda y la metrópolis: "Pero en todo esto también ahora opino como ciudadano".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento