Turno para el barrio de Sant Antoni de Barcelona: se ordena su 'superilla' y la reforma de la ronda arrancará en enero

  • El gobierno de Collboni estudia introducir “ajustes” en el proyecto que aprobó Colau para la remodelación.
  • Parte de los vecinos piden cambios para que se les permita llegar en coche hasta sus casas.
La Ronda de Sant Antoni, en la actualidad.
La Ronda de Sant Antoni, en la actualidad.
MIQUEL TAVERNA
La Ronda de Sant Antoni, en la actualidad.

La espera de los vecinos de Sant Antoni, que llevan tiempo reclamando mejoras en este barrio de Barcelona, llega a su fin. El gobierno municipal de Jaume Collboni ha pasado finalmente a la acción en la zona, con la puesta en marcha de un plan de choque para poner orden en el sur de su ‘superilla’, después de reiteradas quejas ciudadanas por su degradación. Además, está al caer el comienzo de la reforma de la Ronda de Sant Antoni, previsto para "el 8 o el 9 de enero" de 2024, señalan fuentes municipales. Se trata de una remodelación que inicialmente estaba planificada en 2018 y cuya demora se ha traducido en una degradación también de esta vía, lo que ha provocado, asimismo, denuncias de los vecinos.

Ambas actuaciones son deberes pendientes del Ayuntamiento en un barrio que floreció al terminar la reforma del mercado hace cinco años y se convirtió en una zona de moda en la ciudad, pero en el que las manifestaciones de malestar de sus habitantes han ido creciendo desde entonces y haciendo sombra a aquel logro.

Intervenciones en la 'superilla'

La semana pasada, en el marco del plan de choque en la ‘superilla’, que incide, sobre todo, en su parte sur, el consistorio acabó la intervención en una sesentena de piezas del mobiliario urbano. Fueron actuaciones de reubicación, reposición y, en algunos casos, retirada de elementos, dirigidas, principalmente, a evitar que la zona, donde hay dos escuelas, sea punto de reunión de personas que beben alcohol en la calle, se drogan o duermen allí. Los vecinos lo apuntan como problema, en especial en el tramo de Comte Borrell entre Tamarit y Aldana, y el Ayuntamiento reconoce el conflicto.

Operarios interviniendo en el mobiliario urbano de la 'superilla' de Sant Antoni.
Operarios interviniendo en el mobiliario urbano de la 'superilla' de Sant Antoni.
MIQUEL TAVERNA

Ahora, señalan fuentes municipales, queda pendiente "la limpieza de pintadas". El plan entró en funcionamiento en octubre y ha servido también para intensificar la limpieza y la seguridad. Se ha reforzado la presencia de la Guàrdia Urbana y se ha puesto en marcha por las mañanas el dispositivo Civitas, en el que participan trabajadores de BCNeta y agentes de este cuerpo policial, que les acompañan para hacer levantar a las personas que pernoctan en la calle. "También se ha intensificado la tarea que hacen los equipos de atención social y los educadores de la Agència de Salut Pública de Barcelona para atender a las personas sin hogar y a las consumidoras" de droga, indican las mismas fuentes.

Los vecinos, sin embargo, señalan que aún están a la espera de que las mejoras sean palpables. "De momento no se percibe el plan de choque", afirma Xabius Caballé, portavoz de Fem Sant Antoni y miembro de la Plataforma Propacificació de la Ronda de Sant Antoni. Por su parte, Toni Olivella, portavoz de la Associació d’Afectats per la Llosa de Sant Antoni, dice: "Nosotros no hemos notado gran cosa. Estoy delante de mi casa, son las once de la mañana y no han pasado a recoger la basura de los comercios. Esto es diario".

Los vecinos se quejan de que la zona es punto de reunión para beber alcohol en la calle.
Los vecinos se quejan de que la zona es punto de reunión para beber alcohol en la calle.
MIQUEL TAVERNA

Para solucionar los problemas, Caballé apuesta porque el urbanismo de la ‘superilla’, ahora táctico -basado en elementos provisionales-, pase a sustituirse por uno definitivo, algo que el Ayuntamiento tiene previsto, pero para lo que todavía no hay fecha. "Cuanto más acabado y adecentado, más actividad y un tipo de vida mejor", dice el portavoz de la plataforma.

La remodelación de la ronda

Sí está marcado en el calendario, en cambio, el inicio de la reforma de la Ronda de Sant Antoni, que será pasado Reyes después de que así lo pactaran consistorio, vecinos y comerciantes, para no perjudicar la campaña navideña de las tiendas. El vecindario denunció problemas por "botellones, incivismo, venta de drogas, robos y peleas" en la vía tras retirarse en 2018 las carpas que acogieron provisionalmente el mercado mientras se remodelaba su recinto histórico. Para poner fin a los conflictos, el Ayuntamiento, mientras llegaba la reforma de la ronda, retiró entre finales de 2022 y principios de este año la losa sobre la que descansaron estas estructuras temporales, que se había convertido en lugar de reunión.

Collboni, que en campaña electoral se opuso al proyecto de la anterior alcaldesa, Ada Colau, para remodelar la vía, finalmente no lo ha revocado, con lo que será el que regirá las actuaciones. Este prevé una plataforma única de piedra, sin asfalto, de fachada a fachada, que se destinará sobre todo a los peatones. Solo habrá un carril bus de bajada de Villarroel a Comte d'Urgell -para solucionar el problema del que existe contradirección en Urgell-, y los coches no podrán circular por la ronda. El proyecto también contempla que las bicicletas puedan moverse por toda la vía, así como eliminar las zonas de carga y descarga.

Un camión del servicio de limpieza municipal, en la Ronda de Sant Antoni.
Un camión del servicio de limpieza municipal, en la Ronda de Sant Antoni.
MIQUEL TAVERNA

La Plataforma Propacificació de la Ronda de Sant Antoni, que agrupa a una sesentena de entidades, apoya el plan porque "es de consenso", afirma Caballé, que recuerda que se pactó durante un proceso participativo. Sin embargo, la Associació d’Afectats per la Llosa de Sant Antoni, más minoritaria, reclama que "se permita la carga y descarga" y "que los vecinos puedan llegar hasta su casa en coche", pues lo considera necesario para la gente mayor o con movilidad reducida. "Esto Colau no lo contemplaba, pero creo que los socialistas lo harán", asegura Olivella, que añade que están "a la expectativa" y que han pedido una reunión al Ayuntamiento para que les digan "cuál es el proyecto definitivo". "Lucharemos lo que haga falta", asegura.

El concejal del Eixample, Jordi Valls, sin embargo, no ha mencionado, por el momento, que se plantee la opción de permitir a los vecinos llegar hasta su portal en coche. Solo ha apuntado la posibilidad de "ajustes" puntuales para que haya zonas de carga y descarga y carril bici.

Caballé, por su parte, critica que la entidad de Olivella "ve oportunidad de hacer cambios con la llegada de los socialistas y presiona". "Radio Macuto nos ha dicho que el Ayuntamiento está intentando introducir modificaciones y pensamos que eso es un procedimiento antidemocrático. ¿Para qué se hacen, entonces, procesos participativos?", denuncia.

Jefa de sección Barcelona '20minutos'

Licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciències de la Comunicació Blanquerna-Universitat Ramon Llull y máster en Periodismo por la Universitat de Barcelona con la Columbia University de Nueva York. Me dedico al periodismo desde 2003 y formo parte desde 2014 del equipo de 20minutos, en el que primero fui redactora, sobre todo de información municipal, y ahora soy jefa de la sección del diario en Barcelona. Anteriormente, trabajé en medios como el diario Qué!, el diario La Nación de Costa Rica, Europa Press o ETV-Llobregat TV, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento