"Hay temblores cada tres minutos, no sabes ni hacia dónde correr": así viven los habitantes de Islandia el miedo a una próxima erupción

Grita provocada por los terremotos en Grindavik.
Grieta provocada por los terremotos en Grindavik.
LAPRESSE
Grita provocada por los terremotos en Grindavik.

La situación en Islandia es cada vez más tensa. Los terremotos provocados por la actividad volcánica son constantes desde el pasado 25 de octubre y la erupción del volcán Fagradalsfjall se antoja inminente. Tras dos semanas de incesantes temblores, los vecinos del municipio pesquero de Grindavik, al oeste del país, tuvieron que ser desalojados de emergencia el pasado día 10 debido al peligro que entrañaba la situación.  

"Me ha afectado bastante emocionalmente, no sabes qué hacer ni cuándo tienes que correr cuando se producen estos temblores", cuenta con pesadumbre Josselyn García a 20minutos. Esta venezolana, de 31 años, lleva apenas 9 meses en Islandia y ya ha sufrido la virulencia sísmica característica de este país, que en esta zona ya ha provocado daños en algunos edificios y "algunas grietas en carreteras".

Todo comenzó el 25 de octubre cuando la localidad empezó a experimentar "temblores leves", que con el paso de los días se volvieron mucho más "constantes y fuertes", de magnitud entre "5 y 5,5". La situación se volvió insostenible el pasado viernes, cuando los "fuertes temblores sucedían cada tres o cuatro minutos", asevera. Ante esta tesitura, las autoridades gubernamentales decidieron "evacuar a toda la población a diferentes puntos del país".

Los vecinos de Grindavík han abandonado sus casas por carreteras rotas por efecto de los seísmos.

Como consecuencia, Josselyn se encuentra en alojada en la ciudad de Laugarvatn, a 120 kilómetros de Grindavik. "A mí me han alojado en un hotel, pero hay otras personas en complejos deportivos", asegura, y detalla que los islandeses se están portando muy bien, pues ha habido gente "prestando sus casas y apoyando en todo lo necesario".

"Tuvimos que pedir algo de ropa"

En otro complejo hotelero de la capital, en Reikjavik, a 69 kilómetros de la zona afectada, se encuentra en una situación parecida su compatriota Roger Ernesto Guerra, otro venezolano de 39 años que califica la situación como "traumática". "Hemos sufrido bastante incertidumbre porque mi esposa está embarazada de 8 meses", detalla respecto a los últimos veinte días. 

Inminente erupción del volcán Fagradalsfjall, en Islandia.
Inminente erupción del volcán Fagradalsfjall, en Islandia.
Carlos Gámez

Al ser obligados a salir repentinamente de sus casas, esta pareja apenas pudo llevar consigo nada de ropa ni efectos personales personales: "Ayer tuvimos que visitar a la Cruz Roja para pedir algo de ropa para el frío y algunos utensilios de cocina", confirma Guerra.

En términos laborales, la situación es todavía más complicada, confiesa. Guerra trabaja en una empresa acuícola del municipio afectado, aunque esta ha sufrido algunos daños, pues "ha habido una pérdida considerable de peces". Además, el desalojo le ha provocado "tensión y nervios", pues no sabe si va "a poder cobrar", ni cual va a ser "el plan de acción de la empresa". 

Por su parte, Josselyn, también inmigrante, asegura que la situación es difícil, pues aún se encuentra a la espera de "un estatus migratorio para poder trabajar". Además, afirma que personalmente es como "empezar de nuevo", pues ahora es "como empezar de nuevo", ya que se encuentra "sola" al haber tenido que dejar atrás a todos sus conocidos de Grindavik: "Era mi segundo hogar y ahora ha cambiado todo de forma muy drástica. ". 

A pesar de la situación, esta solo afecta a la península de Reykjanes, donde se encuentra la localidad afectada. Por el momento, el resto del país funciona sin mayor impedimento. "Aquí no hay ningún tipo de afectación", explica a este medio Bernat Pujol, un español de 31 años que actualmente trabaja como personal de un hotel en la región de Vik, a más de 200 kilómetros de Grindavik.

"Se ha podido notar algún terremoto, pero con afectación mínima", detalla Pujo. Además, asegura que para la población islandesa es una situación bastante común: "Para ellos (los islandeses) es una situación de normalidad al 95%". 

Redactor '20minutos'

Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos en 2023. Me inicié en algunos medios universitarios escribiendo sobre eventos deportivos. Actualmente escribo en la sección de Última Hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento