Los fumadores se mostraron "indignados" después de que los grupos parlamentarios retiraran las enmiendas del Proyecto de Ley antitabaco.

Con el texto actual, los fumadores tendrán que salir a la calle para fumar un pitillo

Estas enmiendas pedían  la habilitación de zonas de fumadores en los centros de trabajo. Con el texto actual, tendrán que salir a la calle para encender un cigarro.

10 millones de fumadores

La asociación recordó que en España existen 10 millones de fumadores, de los que la mitad trabajan en espacios cerrados, por lo que esta ley supondría, en su opinión, "el comienzo de la discriminación laboral consentida por los trabajadores".

En las entrevistas de selección se preguntará si los candidatos fuman

Además de "expulsar a la calle" a los fumadores que ya trabajan en las oficinas, el Club consideró que "las empresas, durante las entrevistas de selección, van a empezar a preguntar si los candidatos fuman", para evitar la pérdida de tiempo de trabajo que supone salir a la calle.

En opinión de esta organización, "parece que los partidos políticos se estén doblegando ante las presiones de grupos antitabaco que en nombre de la salud pública defienden intereses de otro tipo", obviando a "sindicatos y fumadores que abogan por el diálogo y el consenso en las empresas".

El Gobierno está implantando el fundamentalismo de la salud

Tras denunciar que el Gobierno está "importando el fundamentalismo de la salud que ha hecho del fumador un ciudadano de segunda clase", recordaron que "en ninguno" de los 5.000 convenios colectivos firmados en 2004 en España se mencionaban los hábitos tabáquicos.

Finalmente, recordaron que "consumimos un producto que es legal y que se vende en concesiones de la Administración", al tiempo que pagan "fuertes impuestos" por cada cajetilla.

NOTICIAS RELACIONADAS: