De Lady Di a Michelle Obama, así han sido los mejores posados de verano en el palacio de Marivent

Familia Real en Marivent
Familia Real en Marivent
Familia Real en Marivent
Familia Real en Marivent
Atlas

Si las paredes del palacio de Marivent, en Mallorca, pudieran hablar, contarían muchas y ricas anécdotas de los distintos posados que han tenido lugar en sus escaleras y jardines, desde que en agosto de 1973 el entonces jefe del Estado le regalara la edificación a los futuros reyes Juan Carlos y Sofía.

En 1975, fecha de las primeras imágenes públicas, los príncipes de España ya tenían a sus tres hijos, Elena, Cristina y Felipe que contaban entre 12 y 8 años y eran unos niños rubísimos que parecían nórdicos a los que su madre vestía siempre igual que ella, como pequeños modelos. 

De cualquier manera, esas escaleras, eran como un escenario diplomático para algunas cuestiones de estado, que luego se dilucidarían en los despachos o en los almuerzos, pero que a ojos de los espectadores representaban estampas de veranos perfectos e idílicos.

Por ejemplo, entre las sesiones de fotos más recordadas que existen cuando uno se refiere a Marivent y a los veranos de Mallorca está, sin duda, la que protagonizaron en 1987 los príncipes de Gales, Carlos y Diana, con sus hijos, pequeñísimos por aquella época, Guillermo y Harry, ella y los niños vestidos a rayas y donde el menor se convirtió en el más juguetón de los presentes. Tan aplaudido fue este viaje, que los príncipes de Gales repitieron al verano siguiente.

La familia real, en el Palacio de Marivent.
La familia real, en el Palacio de Marivent hace unos años.
EFE / Ballesteros

También se recordará para siempre el primer verano de la princesa que antes fue periodista Letizia con su primera hija, Leonor (2007), el más multitudinario que ha habido, ya que estaban todos los hijos de los reyes con sus maridos y esposa y los nietos nacidos ya: en total, 7 (Froilán, Victoria, Juan, Pablo, Miguel, Irene y la menor, Leonor). 

Antes, había sido igualmente muy seguida la aparición de Michelle Obama con su hija pequeña, Sascha, en Marivent, en el verano de 2010.

Y fue muy destacado el primero como Reyes de España, en 2014, con sus rubias hijas alegrando los objetivos de los fotógrafos allí congregados.

Para ese año, la foto de la familia real completa se había empezado a descomponer. La infanta Elena ya estaba divorciada de Jaime de Marichalar y los reyes, iniciando un nuevo protocolo, aparcaron las fotos de grupo para centrarse en difundir la imagen de ellos solos, convertidos en la primera familia de España. A esta decisión se sumaría el hecho del caso Noos y la salida del núcleo de Iñaki Urdangarin y la marcha a Abu Dabi de Juan Carlos I.

Las visitas a Mallorca por parte de los reyes se han convertido en un clásico estival, que potencia la presencia de turistas en la isla y acerca a sus majestades a una imagen de personas que también necesitan disfrutar de su ocio y de su descanso, aunque para ello deban bajar las escaleras de su residencia y posar durante un rato.

La familia real comienza sus vacaciones en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca.
La familia real, este verano.
FRANCISCO GOMEZ / CASA S.M EL REY

Felipe y Letizia optaron hace algunos años por salir de palacio y recorrer lugares emblemáticos de la isla, lo que permite mostrar otros escenarios tan apetecibles y menos vistos que Marivent. Este año han sido los bellos jardines de Alfabia, en la sierra, con un golpe de efecto estupendo: la familia posando en escala, relajada y risueña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento