Primeros problemas de convivencia en la 'superilla' del Eixample: "Ya se empieza a ver a gente que hace botellón"

  • El Ayuntamiento de Barcelona empieza a instalar piezas metálicas en el suelo para delimitar las terrazas.
El Ayuntamiento ha empezado a colocar piezas metálicas en el suelo para marcar el espacio que pueden ocupar las terrazas.
El Ayuntamiento ha empezado a colocar piezas metálicas en el suelo para marcar el espacio que pueden ocupar las terrazas.
MIQUEL TAVERNA
El Ayuntamiento ha empezado a colocar piezas metálicas en el suelo para marcar el espacio que pueden ocupar las terrazas.

"La calle Consell de Cent está fabulosa", dice Xavier Riu, vicepresidente de la Associació de Veïns de l'Esquerra de l'Eixample, tras las obras que sirvieron para peatonalizar la vía y empezar así a configurar la 'superilla' que proyectó la exalcaldesa Ada Colau. Tanto ha aumentado el poder de atracción de esta arteria para los ciudadanos, cuenta, que los vecinos han comenzado a hacer frente a problemas de convivencia. Riu asegura que por las noches "ya se empieza a ver a gente que hace botellón" y dice también que algunas terrazas ocupan más espacio del permitido. Precisamente este miércoles, el Ayuntamiento ha comenzado a instalar unas pequeñas piezas metálicas en el suelo, similares a chinchetas, para delimitar la superficie en que pueden instalarse.

Los botellones, explica Riu, se producen sobre todo en los tramos de Consell de Cent más cercanos a Enric Granados, Aribau y Rambla de Catalunya, calles con problemas por ruido y excesiva ocupación del espacio público debido a las terrazas y a que son zonas de copas nocturnas. Cuando a las tres de la madrugada cierran los bares musicales de esas vías, señala, "la gente que sale de los locales" pasea tras haber tomado copas de más y a veces hablando más alto de la cuenta por Consell de Cent y, en algunos casos, se pone a beber en el espacio público. "Hará dos o tres fines de semana, un vecino tuvo que salir con una manguera", asegura. "Estamos muy contentos con el espacio para los peatones que se ha ganado en Consell de Cent", dice Riu, pero añade que temen que se extienda a esta calle "como una mancha de aceite" lo que ocurre en otras de alrededor.

Un operario instalando piezas metálicas en el suelo para delimitar las terrazas de la 'superilla'.
Un operario instalando piezas metálicas en el suelo para delimitar las terrazas de la 'superilla'.
MIQUEL TAVERNA

Acerca de las piezas metálicas que ha empezado a colocar el Ayuntamiento en el suelo para delimitar las terrazas -tanto en esta vía como en los nuevos ejes verdes de Borrell, Rocafort y Girona-, afirma que son "muy buena idea para hacer 'pressing'", ya que están "convencidos" de que algunos restauradores "están poniendo más mesas de las permitidas, porque ahora pasea más gente por allí y es un chollo".

Fuentes municipales destacan que las 'chinchetas' no solo permiten que los responsables de los establecimientos sepan el espacio que pueden ocupar, sino también que el resto de ciudadanos vean si cumplen o no con la normativa. Se han instalado, según datos del consistorio, en 155 terrazas -103, de Consell de Cent; 15, de Comte Borrell; 24, de Girona y 13 de Rocafort-. Asimismo, se ha entregado a todos los locales una ficha que indica cómo tienen que colocar las mesas y sillas en sus espacios exteriores.

Las mismas fuentes, pese a que la sensación de algunos ciudadanos es de que en el tramo remodelado de Consell de Cent hay más veladores que antes de la reforma, aseguran que no es así. Apuntan, no obstante, que el Plan de Usos del Eixample limita el número de establecimientos que pueden abrir en la 'superilla', pero no las terrazas. "Si no hay nuevos bares, no hay nuevas terrazas. Ahora bien, no ampliar las existentes o no dar permiso a algún bar que no tenga una para que la instale, es una decisión política, no derivada de este instrumento urbanístico", aclaran.

Así son los marcadores metálicos.
Así son los marcadores metálicos.
MIQUEL TAVERNA

Una patrulla de la Guardia Urbana exclusiva

La colocación de piezas metálicas en el suelo para delimitar las terrazas es consecuencia del refuerzo que ha realizado el Ayuntamiento del dispositivo para garantizar la convivencia este verano en las zonas "más tensionadas" del Eixample. Este incluye también una nueva patrulla nocturna de la Guardia Urbana exclusiva para Consell de Cent y Enric Granados, que empezó a trabajar el pasado fin de semana y lo hará hasta que termine agosto. Se encarga, sobre todo, de preservar el descanso de los vecinos desde el cierre de las terrazas de restauración y hasta las 3 de la madrugada. 

Además, este julio el Ayuntamiento está colgando carteles en el Eixample  que recuerdan la prohibición de hacer botellones y consumir alcohol en la vía pública, "una conducta que genera ruido, ensucia y causa molestias al vecindario".  A esta acción se añade la campaña de sensibilización que lleva a cabo cada verano el consistorio en la ciudad para reducir la contaminación acústica que genera el ocio nocturno, a cargo de cuatro promotores ambientales.

Más inspecciones

El refuerzo del dispositivo de convivencia también prevé una periodicidad más intensiva de las inspecciones a terrazas en Consell de Cent, Rocafort, Borrell, Girona, la superilla de Sant Antoni, la calle de Ribes y seis Áreas de Especial Saturación de terrazas donde no se han renovado los permisos para instalar algunas extraordinarias que se concedieron durante la pandemia: Enric Granados-Aribau, la Rambla de Catalunya, el Passeig de Sant Joan, la avenida Gaudí y calles Parlament y Muntaner. El objetivo es comprobar si las que existen están autorizadas y garantizar que no ocupan más espacio del permitido. Desde la Associació de Veïns de l'Esquerra de l'Eixample, sin embargo, se preguntan en un comunicado si "se pueden ampliar las inspecciones con la dotación actual de inspectores".

Por otro lado, Riu reclama que "en algunos tramos de Consell de Cent" se reduzca el horario de las terrazas como se hizo en Enric Granados para "compatibilizar el derecho al uso del espacio público con el derecho al descanso". Fuentes municipales señalan que "de momento" no se ha abordado esta posibilidad, pero que las obras "acaban de terminar" y se irán "haciendo más cosas para ordenar" la vía.

Pese a las quejas, la entidad de vecinos se muestra satisfecha en su comunicado de la "celeridad" con la que el Ayuntamiento ha tomado medidas para velar por la convivencia después de que se reunieran con el nuevo concejal del Eixample, Jordi Valls. "Reaccionó rápido", celebra el vicepresidente de la asociación.

Jefa de sección Barcelona '20minutos'

Licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciències de la Comunicació Blanquerna-Universitat Ramon Llull y máster en Periodismo por la Universitat de Barcelona con la Columbia University de Nueva York. Me dedico al periodismo desde 2003 y formo parte desde 2014 del equipo de 20minutos, en el que primero fui redactora, sobre todo de información municipal, y ahora soy jefa de la sección del diario en Barcelona. Anteriormente, trabajé en medios como el diario Qué!, el diario La Nación de Costa Rica, Europa Press o ETV-Llobregat TV, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento