Tina Turner sabía que se acercaba el final: la cantante repartió su fortuna años antes de su muerte

Con su esposo, lider de la banda Ike Turner de los Kings of Rhythm.
Con su esposo, lider de la banda Ike Turner de los Kings of Rhythm.
EFE
Con su esposo, lider de la banda Ike Turner de los Kings of Rhythm.
La cantante y actriz Tina Turner, en uno de su videoclips.
EUROPA PRESS

Tina Turner temía que el final podía estar cerca. La cantante, que falleció el pasado miércoles a la edad de 83 años, sufrió varios problemas de salud a lo largo de su vida. De hecho, su representante informó que murió a causa de "una larga enfermedad". Sufrió cáncer colorrectal en 2016 y tuvo que someterse a un trasplante de riñón en 2017, así que decidió que tenía que dejarlo todo atado para el día que tuviera que decir adiós. 

La leyenda del rock and roll cerró todos sus asuntos patrimoniales en los años anteriores a su muerte para evitar cualquier lucha familiar sobre su fortuna, según informó este jueves RadarOnline. Varias fuentes contaron a este medio que Turner organizó su testamento en el año 2021. 

"Tina sabe que le queda poco tiempo y quiere asegurarse de que todo esté en orden para su familia. Lleva años con problemas de salud y sabe que el final está cerca", expresaron dichos informantes al citado portal. La cantante disponía de un patrimonio que rondaba los 270 millones de dólares -unos 252.000 euros-.

La cantante estadounidense vendió, además, su catálogo de música al sello discográfico BMG por 50 millones de dólares. Es decir, por una cifra aproximada de 47 millones de euros. 

La artista había recibido un trasplante de riñón de su marido, Erwin Bach, con el que se casó en 2013. Tras ello, aunque su salud evolucionó favorablemente, después dio algunos pasos hacia atrás. Se comenta que la cantante tuvo problemas en la compatibilidad del riñón, lo que derivó en otras enfermedades.

Turner habló un tiempo después a través de Instagram sobre su experiencia con el cáncer intestinal y su presión arterial alta y enfermedad renal: "Mis riñones son víctimas de no darme cuenta de que mi presión arterial alta debería haber sido tratada con medicina convencional".

"Me he puesto en gran peligro al negarme a enfrentar la realidad de que necesitan terapia diaria y de por vida con medicamentos. Durante demasiado tiempo creí que mi cuerpo era un bastión intocable e indestructible", apuntó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento