Las obras para hacer un paseo verde en la Gran Via de Barcelona que conectará con Glòries podrán empezar en 2024: así quedará

  • Tendrá 450 árboles nuevos y habrá zonas de juego y estancia, así como carriles para bicicletas y transporte público.
  • Los trabajos se acaban de licitar, tras la aprobación inicial del proyecto, ha informado el Ayuntamiento.
Una recreación del futuro aspecto del tramo de la Gran Via a transformar.
Una recreación del futuro aspecto del tramo de la Gran Via a transformar.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Una recreación del futuro aspecto del tramo de la Gran Via a transformar.

Ya hay fecha de inicio de las obras para convertir en definitiva la urbanización provisional que se llevó a cabo para peatonalizar el tramo de la Gran Via de Barcelona entre las calles Badajoz y Bilbao, junto al parque de las Glòries. El Ayuntamiento ha anunciado este jueves que está previsto que los trabajos empiecen en el primer trimestre de 2024, después de que la licitación se publicara ayer miércoles en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), tras la aprobación inicial del proyecto.

Esta parte de la Gran Via, por la que con la apertura del segundo túnel viario de las Glòries dejaron de circular vehículos -contaban con ocho carriles-, se transformará en un paseo verde de 50 metros de anchura y casi 70.000 m² de superficie, con la plantación de unos 450 árboles. En el centro se situará una zona peatonal de 21 metros de ancho que acogerá espacios de estancia, con unos 200 bancos y sillas, áreas de juego y de calistenia y mesas de pícnic, ping-pong y ajedrez.

La nueva sección del tramo de la Gran Via entre Badajoz y Bilbao.
La nueva sección del tramo de la Gran Via entre Badajoz y Bilbao.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

En el lado donde hay edificios de viviendas, habrá una acera de 5,25 metros de anchura que se ampliará hasta los 7,35 cuando no haya cordón de servicios, así como un carril con plataforma única para bicicletas, tráfico local y vehículos de servicios. En el otro lado, el del centro comercial, se construirá una acera de cuatro metros, un carril de uso local y bicis y un espacio para el tranvía y buses en doble sentido.

Los cruces de Rec Comtal/Llacuna, Rambla del Poblenou/Clot, Ciutat de Granada y los accesos al centro comercial serán zonas amplias que favorecerán el paseo, los usos lúdicos, sociales y deportivos y la conectividad con los barrios del entorno.

Otra imagen del futuro aspecto de la Gran Via.
Otra imagen del futuro aspecto de la Gran Via.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El Ayuntamiento pretende que el nuevo paseo sea un espacio sostenible, para lo que se usarán pavimentos con colores claros que permitirán disminuir el efecto del calor en verano y se favorecerá la gestión del ciclo del agua. El alumbrado será de proximidad y a escala humana y se establecerán elementos de generación energética, como un gran cenador fotovoltaico sobre la salida de los túneles de la Gran Via.

La urbanización se estructurará en dos fases de intervención. Primero se harán las obras que corresponden al lado donde hay edificios de viviendas, que se prevé que se alarguen hasta principios de 2025, con una inversión de 11,54 millones de euros. La segunda intervención corresponderá a la urbanización de la acera mar y al desdoblamiento de las vías del tranvía. Esta fase de obras se realizará conjuntamente con la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), que se hará cargo de una parte de la inversión, a definir. Los trabajos empezarán cuando termine la primera fase y está previsto que acaben en la primavera de 2026.

El futuro tramo de la Gran Via, desde el aire.
El futuro tramo de la Gran Via, desde el aire.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Según el Ayuntamiento, desde la apertura del segundo túnel viario de las Glòries, circulan por este tramo de la Gran Via 17.000 vehículos menos al día, la contaminación ha bajado un 40% y el ruido se ha reducido en nueve decibelios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento