El susto de Elena Furiase con su hija Nala, de nueve meses, ingresada en el hospital

Elena Furiase.
Elena Furiase.
ALDARA ZARRAOA / GETTY
Elena Furiase.

El clan Flores ha vivido un sobresalto recientemente debido al bache de salud que ha padecido la Nala, la pequeña de la familia. La hija de Elena Furiase ha tenido que ser hospitalizada durante cinco días por una razón que aún no ha trascendido, pero, afortunadamente, todo ha quedado en un susto y la bebé ya se encuentra en casa recuperándose.

Tal y como ha contado la joven actriz ya desde casa, la familia vivió "un pequeño susto" con Nala, que se puso enferma y tuvo que ser ingresada en el Hospital Universitario San Rafael, en Madrid, durante cinco días.

"La puerta de la terraza estaba entreabierta y la brisa nos traía las ovaciones de la hinchada del Real Madrid que justo jugaban 'en casa' esa misma tarde. En la cama, mi niña había conseguido conciliar el suelo y, pegadita a mí, respiraba profundo y tranquila. Hacía más de 6 horas que no tenía fiebre y eso era un triunfo, al menos, para nosotras. Su cuerpo le estaba dando tregua y descanso, y mi niña lo aprovechaba. Se abrió la puerta y una enfermera entró a chequear que todo estaba bien. Se asomó y rio al verla dormir tan plácidamente: 'ay, qué bonita es', me dijo. Yo la miré agradecida y le dije: 'la más bonita'", explica la actriz en su Instagram, donde aparece con la bebé en brazos.

"Después una manita empezó a trepar por mi barbilla buscando un huequecito en mi cara en el que quedarse. Yo me giré para favorecerle el rumbo a esa manita y lo encontró, cerca de la cuenca del ojo. Ella volvió a respirar profundo, yo la abracé y las dos agradecimos ese momento que nos estaban regalando. Después de cinco días, seguimos igual de juntas, igual de abrazadas, pero en casa", concluye.

Lolita, abuela de la bebé, también se ha manifestado en estos momentos duros que han vivido con la pequeña. Así, la cantante y jurado de TCMS, ha contado que Elena y su marido, Gonzalo Sierra, se han turnado para estar con su hija en la clínica, mientras ella cuidaba de su nieto, Noah. "Quiero darle gracias a Dios, infinitamente, por haberla curado, a mis tres ángeles en el cielo y a los médicos y enfermeras del hospital San Rafael", escribe la cantante, que confirma que el susto "ya ha pasado"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento