La justicia canaria investigará la puesta en libertad del presunto asesino de Romina

Después de cuatro años en prisión preventiva el marido de Romina salía esta mañana de la cárcel de Lanzarote.
Después de cuatro años en prisión preventiva el marido de Romina salía de la cárcel de Lanzarote.

Tras la puesta en libertad este viernes del presunto asesino de Romina Celeste Núñez, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha decidido investigar de oficio las disfunciones que se hayan podido registrar en el procedimiento que sigue contra el presunto asesino de la joven, su marido Raúl D.C. El presunto autor del crimen ha sido puesto en libertad tras cumplir el máximo de cuatro años en prisión preventiva sin que haya llegado a celebrarse el juicio. 

En un comunicado difundido por el TSJC, se informa del acuerdo adoptado este viernes por la Sala de Gobierno, así como de que se ha designado como instructor del expediente al presidente de la Audiencia de Las Palmas, Emilio Moya Valdés, quien se desplazará la próxima semana a Arrecife a fin de comprobar cuantos extremos sean necesarios.

El marido de Romina ha sido puesto en libertad sin fianza la mañana de este viernes tras quemar a la joven paraguaya, descuartizarla y arrojar su cuerpo al mar en la madrugada del 1 de enero de 2019. Según ha informado EFE, Raúl D.C. ha abandonado el penal de Tahíche, en la localidad de Arrecife, cargado con dos bolsas y una caja con pertenencias personales. 

Tras haber permanecido preso desde el pasado 13 de enero de 2019, el acusado ahora ha salido a la calle con la obligación de acudir todos los lunes a comparecer en los Juzgados, y por el momento se le ha retirado el pasaporte como medida cautelar, para evitar su fuga, como así teme la familia de la Romina.

Asesinada en Año Nuevo de 2019

Cabe recordar que la joven paraguaya fue asesinada en la madrugada de Año Nuevo de 2019 en su casa de Costa Teguise (Lanzarote) en unas circunstancias que se desconocen, porque su cadáver fue quemado, descuartizado y arrojado al mar presuntamente por su esposo, que días después acudió a un cuartel de la Guardia Civil a denunciar su desaparición.

El Ministerio Fiscal defendió en este caso que existen "indicios suficientes" para acusar a Raúl D.C. de homicidio, por más que este haya mantenido la versión de que se encontró muerta a su mujer al regresar a casa de madrugada tras haber consumido drogas y de que se asustó tanto, que decidió hacer desaparecer su cuerpo.

Desde ese planteamiento, que se encontró a Romina muerta y se asustó, el procesado reconoció que fue él quien hizo desaparecer el cadáver: primero intentando quemarlo en el jardín de su casa y después arrojando sus restos en diferentes puntos de la costa de Lanzarote.

En su momento, la Fiscalía presentó cargos de homicidio, malos tratos, lesiones, profanación de cadáver y simulación delito contra el marido de Romina Celeste, quien fuera la primera víctima de la violencia machista de 2019.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento