Al menos 17 muertos y 30.000 evacuados en California por las inundaciones provocadas por una cadena de tormentas que sigue activa

Inundaciones en la ciudad californiana de Merced.
Inundaciones en la ciudad californiana de Merced.
EFE
Inundaciones en la ciudad californiana de Merced.
Al menos 17 muertos y 30.000 evacuados en California por las inundaciones provocadas por una cadena de tormentas que sigue activa
Atlas

California continúa en alerta por una ola de intensas tormentas eléctricas, con fuertes lluvias, viento y granizo, que están provocando desbordamientos de ríos e inundaciones en muchos puntos del estado. 

Al menos 17 personas han muerto ya como consecuencia de esta ola de temporales invernales que azotan al suroeste de Estados Unidos y más de 30.000 han tenido que ser evacuadas por las inundaciones. "Las condiciones climatológicas son graves y mortales", afirmó el gobernador de California, Gavin Newsom, quien también advirtió que el número de fallecidos "trágicamente, es probable que aumente".

En 31 de los 58 condados de California se ha emitido una declaración de zona catastrófica y el presidente, Joe Biden, ha aprobado una emergencia para todo el estado para que la Agencia Federal de Emergencias coordine los esfuerzos de auxilio y proporcionar recursos a los afectados.

Alrededor de 200.000 clientes se quedaron este martes sin suministro eléctrico y los servicios para restablecer el servicio se complicaron durante la noche por rachas de viento que superaron los 112 km/h en algunas áreas. También se registraron más de 100 rayos, informó la empresa eléctrica Pacific Gas & Electric.

El Servicio Meteorológico ha anunciado que fuertes vientos, granizos del tamaño de una canica y fuerte oleaje amenazan algunos lugares de la bahía de San Francisco y zonas como el valle de Sacramento y la bahía de Monterrey mantienen la alerta de inundaciones.

Además, las zonas de California que se vieron afectadas en el pasado por incendios forestales tienen ahora riesgo de deslizamientos de tierra debido a las intensas lluvias. "Cualquier nueva precipitación, incluso si es leve, podría tener enormes implicaciones sobre el terreno"´, dijo el gobernador.

Las intensas lluvias también han provocado cortes de carreteras, como la autopista 101, y las primeras estimaciones calculan unos daños materiales de más de 1.000 millones de dólares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento