Destrozos por unatormenta en Huesca.
Aspecto de la calle Valencia tras la tromba de agua, granizo y viento que azotó Huesca. Álvaro Calvo / EFE

La tromba de agua, granizo y viento que azotó a a última hora de la tarde del martes la ciudad de Huesca ha causado numerosos daños en viviendas, locales y comercios, vehículos y zonas verdes de toda la ciudad.

Se ha llevado por completo el techo de una nave de venta de automóvilesLos mayores destrozos de la tormenta, que comenzó a descargar en torno a las 20.00 horas, se han localizado en la confluencia de la calle San Jorge con Ingeniero Montaner, donde "se ha llevado por completo" el techo de una nave de venta de automóviles, han informado fuentes del Ayuntamiento de Huesca.

Este tramo de calle ha sido cortado por el peligro de desprendimiento de cristales, persianas y macetas de ventanas y balcones.

Los servicios de Bomberos y Policía Local han tenido que efectuar un llamamiento a todo el personal disponible que había en la ciudad para atender las llamadas de la ciudadanía y proceder a la retirada de ramas y árboles caídos y achicar agua de los locales inundados.

Los daños han sido generales en toda la ciudad y los más afectados han sido los vehículos estacionados en la vía pública y el mobiliario urbano, debido al tamaño del granizo, y los bajos de locales, comercios y garajes de comunidades de vecinos inundados por el agua.