Bolsas de rafia
Uno de los modelos de bolsa que vende Carrefour desde que eliminó las de plástico. CARREFOUR

Carrefour dejará de repartir bolsas de plástico de un solo uso en sus supermercados de la Comunidad de Madrid a partir de este martes, e irá retirándolas de forma progresiva en la totalidad de centros españoles de la cadena hasta final de año como medida para reducir su impacto ambiental.

Los clientes podrán comprar bolsas de rafia, algodón, biodegradables de fécula o carritos plegables

Así, según informó este lunes la empresa en un comunicado, durante un periodo de transición, Carrefour facilitará a sus clientes bolsas reutilizables de forma totalmente gratuita. Además, los clientes tendrán a su disposición bolsas de rafia, de algodón, biodegradables de fécula, monedero o carritos plegables, entre otros.

El objetivo es "la concienciación directa" de los clientes sobre la importancia de la "reutilización, el reciclaje y la reducción del consumo de bolsas de plástico de un solo uso". Para ello, la compañía ha impartido a todos los colaboradores del grupo en España 150.000 horas de formación y los empleados con puestos de atención directa al público han recibido cursos específicos para informar a los clientes de este cambio en sus hábitos de compra.

En España, tercer país europeo en consumo de bolsas de plástico de un solo uso, cada habitante recibe al año una media de 238 de estas bolsas, que tardan 400 años en descomponerse y de las cuales sólo se recicla el 10%. Mientras, con el uso de bolsas reutilizables, cada persona puede ahorrar a lo largo de su vida más de 18.000 bolsas de un solo uso.

Descuento de un céntimo

Por otro lado, la cadena de supermercados Eroski comenzará el próximo 10 de septiembre una campaña para ahorrar bolsas de plástico y "ayudar a los consumidores a adoptar hábitos de consumo más respetuosos con el medio ambiente". La campaña consistirá en descontar un céntimo de euro a los consumidores por cada bolsa no utilizada en la compra.

Además de un ahorro económico para los clientes, asegura la cadena, la iniciativa supone también "un ahorro para el medio ambiente" al reducir el uso de las bolsas de plástico y, por tanto, "su impacto nocivo".