La Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo, publicó este miércoles en el Bocyl la adjudicación de las obras de protección de las cisternas romanas del Teso de la Mora, en Molacillos, que supondrá una inversión de 244.339 euros.

Las cisternas son dos grandes aljibes de origen romano, con planta rectangular, coronadas por una bóveda de cañón. En los últimos años se han realizado trabajos de excavación arqueológica, así como la tramitación del cambio en la titularidad de los terrenos.

Reformas actuales

En la actualidad y con el fin tanto de proteger las cisternas como de facilitar su visita, se creará una nueva estructura consistente en el vallado de un área de 23x18 metros y la colocación de una estructura metálica que posibilitará el apoyo de la cubierta, que dejará un espacio inferior diáfano de visión y acercamiento a las cisternas.

El cerramiento que se proyecta, cuya misión principal es la de acotar el área de las cisternas, se ha concebido a modo de velo que permita visionar el interior desde una situación cercana al recinto.

Sobre una estructura metálica con perfil en doble vertiente unida en un solo conjunto, que evoca la tradición romana, se proyecta una cubierta de cobre con junta alzada, apoyada en tablero de madera de iroco.