El padre de Esther López: "La única víctima es mi hija"

El padre de Esther saca fuerzas y nos atiende para insistir en lo que hoy ya es oficial. "Yo ya te digo que para mí el riesgo extremo era desde el primer minuto", explica. La batida de ayer, minuciosa, implicó a más de 300 personas, perros y un helicóptero. "Luego vino la Guardia Civil con unas prendas que encontraron", relata Miguel López, "pero ninguna era de mi hija". Según los testimonios recogidos hasta ahora, el día de la desaparición Esther estuvo primero en un bar del pueblo viendo la final de la Supercopa. De ahí fue a casa de un amigo. Al salir marchó a otro establecimiento de Traspinedo y después a casa de otro amigo en una urbanización cercana. Ya pasadas las dos de la madrugada. "Según comentan, pues ella quería bajar a Valladolid", dice un vecino. Para ello la habrían dejado junto a un restaurante cercano a la urbanización. Ahí se pierde la señal de su móvil, algo que para el padre no augura nada bueno. En la zona donde se pierde la señal hay cámaras de tráfico. Pero ni estas ni las batidas han arrojado, de momento, ninguna pista sólida sobre el paradero de Esther.
Imagen de Esther López.
ARCHIVO

Miguel López ha reivindicado este domingo a su hija Esther, desaparecida el pasado 13 de enero y hallada muerta el 5 de febrero, y ha reiterado, "alto y claro" que la única víctima de este suceso es su hija: "Esther López de la Rosa".

Miguel ha hecho estas declaraciones durante la concentración que ha tenido lugar en la Plaza Mayor de Traspinedo para pedir justicia por el caso de la joven y a la que han asistido doscientos vecinos.

Un acto que ha convocado el Ayuntamiento de este municipio vallisoletano de algo más de 1.100 habitantes y en el que, como en los meses anteriores, se han podido ver una vez más pancartas en las que se podía leer "Justicia para Esther" o "Esther, Traspinedo no te olvida".

Miguel López ha agradecido a Traspinedo el apoyo durante estos meses, así como a los investigadores, de los que ha destacado que saben que hay muchos "trabajando por y para este caso".

Del mismo modo, López ha negado que la familia tema que el caso esté a punto de darse por cerrado y ha explicado que, a sabiendas de que esto no va a ocurrir, ha pedido que dejen trabajar "tranquilos y con los tiempos necesarios a los expertos en cada materia".

En declaraciones posteriores a los medios, Miguel ha subrayado además que no pretenden "presionar a nadie" y ha reconocido que son conscientes de que "se está trabajando mucho y muy bien" por parte de la Guardia Civil y el resto de agentes implicados.

"Un depredador"

Una prima de Esther, Sara se ha dirigido "al responsable de la muerte" de su pariente, al que ha calificado de "deprededador", y ha asegurado que la fallecida se ha unido a otros nombres "como el de Diana Quer, Marta del Castillo o Laura Luelmo".

Con la voz quebrada, ha afirmado que el autor de estos hechos "no es una persona, no tiene cabida en esta sociedad", en un encuentro emotivo en el que los vecinos han querido arropar a los allegados de la muchacha y en el que han pedido avances en una investigación que aún sigue abierta.

Por su parte, el alcalde del municipio, Javier Martínez, ha explicado que con estas concentraciones busca "que la familia se sienta arropada, que la familia tenga un altavoz para decir lo que piensa y lo que siente", así como ha reconocido que es consciente "de que el caso es complicado" y que las pesquisas "llevan tiempo".

Esta mañana, además, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha trasladado su confianza "en el esclarecimiento de los hechos y de las posibles responsabilidades que pudieran derivar de ellos".

Barcones ha insistido en que la Guardia Civil sigue investigando "con todos los medios y personal" la muerte de esta vecina de Traspinedo, aunque se ha mostrado prudente en sus declaraciones, ya que una parte de la investigación aún se encuentra bajo secreto de sumario.

Lo que se sabe

Esther López fue vista por última vez en la noche del 13 de enero y su cadáver fue encontrado por un senderista en uno de los caminos que da acceso al pueblo en el que residía varias semanas después y tras varias batidas por parte de la Guardia Civil.

De su autopsia se desprendió que la causa inmediata del fallecimiento fue "un shock multifactorial", fruto de la suma de un atropello en vida "producido a media o baja velocidad" con influencia de otros factores como la intoxicación etílica, consumo de cocaína e hipotermia.

El juzgado de instrucción número 5 de Valladolid mantiene a tres personas como investigadas, todos ellos en libertad: Óscar, Ramón y Carlos, y espera la llegada de más informes y pruebas que contribuyan a resolver cómo murió Esther y si intervinieron terceras personas en su desaparición y fallecimiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento