Los vecinos de Plaza Mayor, indignados ante la llegada de los 'hooligans': "Aquí se prohíbe el botellón, pero a ellos les escolta la Policía"

  • Hasta 1.500 agentes vigilarán el partido de este martes entre Real Madrid y Chelsea.
Llegan los primeros aficionados del Chelsea a la Plaza Mayor
Llegan los primeros aficionados del Chelsea a la Plaza Mayor
Bieito Álvarez

Los pasados 18 y 19 de febrero de 2022, un gran grupo de hinchas invadieron la Plaza Mayor y, "como de costumbre, causaron mucho desorden", recuerda Ricardo Bustos el día en que comienzan a aterrizar los primeros seguidores del Chelsea que este martes se enfrentan al Real Madrid y los del Manchester City que juegan al día siguiente contra el Atlético.

El presidente de la asociación de vecinos Residentes de la Plaza Mayor de Madrid y Aledaños augura una situación similar durante los próximos días, en los que -según datos de Delegación de Gobierno- se espera 1.850 aficionados ingleses para el partido del Bernabéu, y 3.600 en el Wanda, además, de los que acudan sin entrada. Pues ya es casi tradición que en cada partido o liga de futbol los aficionados acudan a la Plaza Mayor para hacer botellones "tristemente célebres" que, además, "se los percibe como custodiados por la Policía Nacional cuando en realidad están prohibidos en nuestra ciudad", denuncia el residente. Unos botellones que, además de estar prohibidos, "dejan una imagen espantosa" en el enclave.

Ya acuden a la Plaza Mayor.
Ya acuden a la Plaza Mayor.
Bieito Álvarez

Esta es la principal preocupación de quienes viven en un Bien de Interés Cultural: la imagen que ofrecen estas celebraciones. Por eso, más que protección, los vecinos piden reflexión. "¿Dónde piensan que van a parar todos esos selfis que darán vuelta por el mundo con las imágenes decadentes del emblemático e histórico enclave de la capital? ¿Es esto lo que se promociona desde Marca Madrid? ¿Queremos más de lo mismo eternamente arruinándonos la vida y el paisaje?", pregunta el vecino al Ayuntamiento de Madrid, con quien se puso en contacto tras los últimos altercados de febrero.

Ricardo Bustos, a través de una carta a la que ha tenido acceso este medio, solicitó al alcalde José Luis Martínez-Almeida medidas más restrictivas a la venta de alcohol en general o se adelante el horario de cierre de terrazas los días de gran afluencia de hooligans, así como que se extreme el control de la venta ambulante y de las tiendas de conveniencia que venden alcohol en el entorno. En este sentido, también el gremio hostelero ha cargado contra este tipo de clientes que no les beneficia.

Un inglés bebe cerveza de lata.
Un inglés bebe cerveza de lata.
Bieito Álvarez

Porque "¿dónde se ha visto que unos invitados pongan a saco la casa de quien les recibe, destruyendo mobiliario, se suban a las mesas y sillas, tiren todo al suelo, consuman en el mismo sitio las latas de cervezas que los vendedores ambulantes venden por docenas, o se suban a los balcones como ya ocurrió?", insiste Bustos.

Lo cierto es que el alcalde recogió el guante. A través del concejal popular José Fernández puso sobre aviso a las áreas de Seguridad y Emergencias -se ocupan de los botellones- así como al área de Coordinación Territorial -que tiene la competencia de las terrazas-, tal y como reconoce este vecino. También es cierto que a solo un día de la previsible invasión de los hooligans a la Plaza Mayor, los residentes no conocen en qué se materializarán sus propuestas. 

El área de Seguridad y Emergencias que dirige Inmaculada Sanz dice que "siempre en estos dispositivos se vigilan las zonas emblemáticas". En cuanto al dispositivo especial, apuntan a Delegación de Gobierno. Desde ahí explican que la Policía Nacional hará, "como es habitual para este tipo de encuentros", un seguimiento policial de las aficiones y presencia policial constante, además de las labores de vigilancia en los puntos de mayor afluencia de seguidores y acompañamiento hasta el estadio. 

También está el dispositivo de la Policía Municipal para evitar el consumo de alcohol en la vía pública. "Al ser partidos declarados de alto riesgo por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, hubo reuniones el jueves y el viernes en la Delegación del Gobierno. En los partidos de ida no hubo enfrentamientos entre aficiones y eso es un buen precedente", señalan desde Delegación.

Hasta 1.500 agentes vigilarán el Real Madrid-Chelsea

Para el primer partido de este martes a las 21:00 horas en el estadio Santiago Bernabéu, la Delegación del Gobierno en Madrid activará un dispositivo de seguridad ante el partido que la Comisión Antiviolencia ha catalogado como de alto riesgo.

En este operativo participarán 300 agentes de la Policía Nacional procedentes de la Unidad de Intervención Policial, de la Unidad Especial de Caballería y de la Brigada Provincial de Información, que vigilarán las zonas aledañas al estadio. Al despliegue de la Policía Nacional se unirán también 70 agentes de la Policía Municipal de Madrid, 30 componentes del SAMUR-Protección Civil, 3 del Cuerpo de Bomberos, 64 miembros de Cruz Roja y 1011 vigilantes de seguridad del propio club de fútbol, informa el área que dirige Mercedes González. El operativo del miércoles lo darán a conocer el día previo.

Asimismo, la Comunidad de Madrid reforzará hasta el jueves las líneas 10 y 7 de Metro con motivo de la celebración de los partidos de la Champions League que se juegan en la capital.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento