Juan González, el maestro que tira de Pablo Alborán, Shakira o Maluma para ayudar a aprender a sus alumnos

El profesor Juan González, en clase utilizando la música de forma pedagógica, y en su foto de perfil de Twitter.
El profesor Juan González, en clase utilizando la música de forma pedagógica, y en su foto de perfil de Twitter.
@MaestroJuanGon1 / Twitter
Juan González es maestro de Educación Primaria generalista en el Colegio Diocesano Sagrado corazón de Jesús de Huelva. 
Wochit

No es el profesor de música, pero en sus clases nunca faltan la guitarra, el micrófono, el altavoz, las canciones y los coros. Juan González Caballero, maestro en el Colegio Diocesano Sagrado corazón de Jesús de Huelva lleva ya 16 años usando la música como herramienta para mejorar el aprendizaje de sus alumnos y para que aquellos que tengan necesidades educativas especiales no se queden atrás. 

El uso de la música en el aula no es una novedad, según hace ver González, porque "en la escuela se ha trabajado siempre con música, no sólo en el área de música, si no como recurso". 

Los límites de España, los reyes godos, las tablas de multiplicar se aprendían como una retahíla y "el soniquete ayudaba a los niños a memorizar", recuerda el docente. 

Juan González descubrió y probó el poder de combinar la música y el aprendije en carne propia, cuando apenas era un chaval. "Me di cuenta en mi adolescencia de que era capaz de memorizar una canción, pero no un texto de historia, por ejemplo. Y un día me dio por copiar una canción concreta, una de OT y me di cuenta de que era un texto muy amplio y que con escucharlo tres veces ya me la sabía, cosa que no me pasaba con texto de ese momento de filosofía", rememora. "Así que empecé a utilizar canciones para mi aprendizaje personal, con canciones que ya existían o canciones que componía con música propia". Y de ahí a aplicarlo ya como profesor solo hubo un paso.

"Una lectura, por ejemplo es como una canción, con un compás y una letra, y me ayuda a enseñarles a leer y con la comprensión lectora. La incercia que genera usar un compás al leer hace que se suelten mucho con la lectura", ejemplifica el maestro. 

 En este caso enseña los diferentes huesos del cuerpo humano con una canción.

No es una excentricidad de este profesor, lo que él hace está respaldado por la Neurociencia. "Hay estudios que dicen que la memoria musical se almacena en una parte diferente del cerebro que es menos susceptible a padecer daños, por lo que la memoria es más a largo plazo, más segura y más rápida". 

Ahora Juan González usa canciones, concursos musicales, dictados con música... "son dinámicas que se han establecido en este centro como líneas metodológicas", hace ver sobre el colegio en el trabaja, donde le apoyan plenamente. 

Los resultados avalan la presencia de la guitarra en sus clases. "Evaluamos a los niños para el informe PISA y la valoración que sale de mi clase en esa prueba es bastante buena y esos son resultados que avalan este trabajo. Ahora me siento muy respaldado". 

No siempre fue así. Hubo ocasiones en otros lugares donde "el maestro de la guitarra era muy cuestionado". 

Y es que en opinión de este experimentado docente, "los aprendizajes tradicionales y las clases magistrales siguen muy al uso, ese método del maestro que suelta la charla y espera que los alumnos capten la idea y aprendan". 

En el ánimo de González está también no dejar a ningún niño atrás. "La música en concreto potencia mucho el aprendizaje de niños con necesidades educativas especiales, por ejemplo en el caso de los niños disléxicos, que tienen aprendizajes mucho más rápidos con la música", hace ver. 

"Los alumnos están contentísimos, disfrutan mucho. Somos seres musicales, la música nos rodea, está en todos los acontecimientos sociales, es algo que es parte de nuestra vida, así que hacer música en una clase ellos lo viven como una fiesta y eso repercute en las casa, porque llegan y cuentan cómo se lo han pasado, qué ha cantado". 

Para los padres también es un buen método. No en vano Juan González, fue nominado como mejor docente de España y fue Premio Onubense del año 2021 en la categoría de Educación, "gracias al apoyo de los padres y madres". 

En el aula y gracias a las canciones no sólo se aprenden cosas del programa lectivo, de las asignaturas. "Con la música trabajamos también los valores, la gestión de las emociones, la necesidad del esfuerzo, lo importante que es luchar por las cosas que queremos...", hace ver el profesor. 

Y claro, su método no escapa al albur de los tiempos y las modas, ni a los gustos de los más pequeños. "Me piden de todo. De hecho tenemos una versión de la canción Hawái, de Maluma, que la llamamos MasSuma y es una canción con la que les inicio a las sumas". "Me llamaron de Got Talent para que la cantase, imagínate", cuenta como anécdota el maestro, que deja que en el aula se elijan las canciones "de manera democrática"

Otras versiones son la canción de Luis Fonsi, Despacito, "que llamamos Tó Perdío nos sirvió para trabajar las emociones e interpretar los gestos de contento, aburrimiento...". 

"Me piden mucho flamenco, porque en Huelva es una zona donde hay mucha conciencia flamenca y piden reguetón y esas cosas". Pero él no se limita a ponerles la música que le gusta, sino que va "mezclando entre lo que ellos piden y abrirles un poco el abanico, también con grupos de otros tiempos". 

La tabla del seis la cantamos con la base musical de la canción Umbrella, de Rihanna o la tabla del tres con la canción de Shakira, Me enamoré. "Pero hemos hecho cosas hasta de Heavy metal", apunta el docente.

Su ténica y su comportamiento activo en redes sociales, donde suele subir vídeos, siempre respetando la privacidad de los alumnos, no ha pasado inadvertida para los artistas cuyas canciones usa. 

"Alejandro Sanz me sigue en Instagram y nos compartió en sus stories la canción de Lola Soledad, que la usamos para trabajar el tema del bullying y el acoso escolar y ahora Manuel Carrasco nos ha comentado la canción Aprieta, que la usamos para hablar de cómo está la situación. Pablo Alborán también nos compartió en Instagram", cuenta el maestro. Todo eso, junto con los resultados, se celebra mucho en el aula. Un aula que siempre suena a guitarra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento