La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha aprobado el proyecto de recuperación ambiental del río Segura a su paso por el casco urbano de Murcia, que incluye la retirada de sedimentos y que tiene un presupuesto base de licitación de 4.949.035 euros, según informaron fuentes de la organización.

Esta actuación se enmarca dentro del plan que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino está desarrollando para recuperar la calidad ambiental del río Segura y sus riberas, también en sus tramos urbanos.

El presidente de la CHS, José Salvador Fuentes Zorita, ha notificado al alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, en aras de la cooperación institucional, este nuevo paso en la tramitación del proyecto, uno de los más importantes de la Confederación en la ciudad.

Una vez superado el proceso de información pública, el proyecto, que ha sido declarado de Interés General y está financiado con fondos de la Dirección General del Agua del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, sólo está pendiente de su adjudicación, que se prevé se realice antes de que acabe este año. El plazo para la ejecución de las obras es de doce meses.

Los objetivos de este proyecto son recuperar la capacidad hidráulica del cauce, dragando el mismo hasta restaurar las condiciones existentes tras las obras de encauzamiento realizadas en los años 50 del pasado siglo; llevar a cabo una restauración ambiental del entorno del río; y posibilitar los usos recreativos en el cauce.

La actuación comprende el dragado del tramo de Río Segura situado entre el puente de la autovía A-30 (Murcia-Cartagena) y la presa de La Fica. El tratamiento de la mezcla dragada se situará en unas parcelas de en la margen derecha del río a unos 1.500 metros aguas abajo de la presa de la Fica.