Ilusionista encerrado en hielo
El ilusionista de 35 años Leonardo Tusam, encerrado en un cubo de hielo gigante. DESAFÍO DEL HIELO
Un ilusionista argentino de 35 años se ha encerrado en un cubo de hielo por tiempo indefinido, en un "ejercicio de control mental" que le impide ingerir líquidos, alimentos, dormir, sentarse o ir al baño. Leonardo Tusam se ha encerrado dentro del cubo de siete toneladas de
puro hielo situado frente al Obelisco de Buenos Aires.

Por las dimensiones tendrá que estar de pie todo el tiempo. Por eso debe resistir el sueño y el ayuno

"Es una prueba de resistencia al frío extremo nunca antes realizada en el mundo. Tusam no puede tomar ningún líquido ni ingerir ningún sólido. Por las dimensiones tendrá que estar de pie todo el tiempo. Por eso debe resistir el sueño y el ayuno", indicó un comunicado de la organización.

Durante su permanencia en el cubo, compuesto por 200 barras de hielo selladas que forman una cámara hermética de frío, Tusam deberá además dosificar su oxígeno y apelar "al control mental" para evitar que baje la temperatura interna del cuerpo.

Homenaje a su padre

"Este desafío es lo más grande que voy hacer en mi vida como homenaje a mi padre, porque se cumplen diez años de su muerte", sostuvo el "hipnotizador" en referencia a su progenitor, un reconocido ilusionista argentino que sorprendía con sus pruebas de riesgo.

Leonardo Tusam se prepara desde hace meses para esta prueba con exposiciones de entre tres a cuatro horas en cámaras de fábricas de hielo, pruebas de ayuno, resistencia y sueño, rutinas de gimnasio y control médico, realizado por un grupo de profesionales.