Diputación de Álava apoyará a 529 explotaciones vitícolas y elaboradores de sidra con más de 900.000 euros

El Consejo de Gobierno de Álava ha resuelto este martes las ayudas destinadas a las explotaciones vitícolas y elaboradoras de sidra, que con más de 900.000 euros, ayudarán a 529 explotaciones del Territorio.
Txaloki Txabarri en Zalla, Bizkaia
Txaloki Txabarri en Zalla, Bizkaia
Iñaki Berasaluce

Se trata de una línea de apoyo creada el año pasado en el marco del Plan Á y que este año seguirá ayudando a superar la situación que atraviesan estas explotaciones por la covid-19.

Las personas beneficiarias disponen de superficie de viñedo inscrita en el Registro Vitícola del Territorio Histórico de Álava a la fecha de publicación del Decreto de convocatoria de una dimensión mínima de seis hectáreas y máxima de 55 hectáreas, en explotaciones agrarias ubicadas en Rioja Alavesa; y un mínimo de tres hectáreas en caso de explotaciones ubicadas en el ámbito de la Denominación de Origen Arabako Txakolina/Txakoli de Álava.

Un total de once de los beneficiarios pertenecen al Txakolí de Álava, dos son productores de sidra y el resto forman parte de explotaciones de Rioja Alavesa.

INCERTIDUMBRE POR LA COVID

En un comunicado, la Diputación ha destacado que las explotaciones vitícolas afrontaron situaciones "muy complicadas" durante el 2020 por culpa del coronavirus, lo que provocó una "gran incertidumbre" respecto a sus resultados económicos.

"En la actualidad, la situación de pandemia todavía no ha sido totalmente superada, lo que ha provocado dificultades en el mercado de la uva en la pasada vendimia y en la comercialización de vino y sidra", ha explicado.

En este sentido, ha señalado que la actual pandemia sigue teniendo un "gran impacto" en el sector agrario con "significativas consecuencias" económicas en algunos subsectores, siendo el vitícola y el de elaboración de sidra de los más afectados por las importantes restricciones que las medidas han supuesto y siguen suponiendo para actividades como la hostelería, la restauración y el turismo, especialmente el enológico.

Las medidas adoptadas y la limitación, incluso cierre, de canales comerciales ha provocado un considerable descenso en las ventas de vino y sidra, distorsionando los mercados y afectando a los precios en la campaña pasada y que van a seguir teniendo importantes efectos en la presente.

Por todo lo anterior, los resultados económicos de las explotaciones siguen viéndose seriamente afectados, tanto porque las bodegas compradoras de uva han reducido su demanda afectando al precio de la uva, como por el incremento de los costes de producción derivados de las medidas de seguridad laboral que ha establecido la normativa y de los suministros necesarios para seguir cultivando -gasoil, electricidad, fertilizantes-.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento