Fallece el "cazanazis" austríaco Simon Wiesenthal

Dedicó toda su vida a buscar y facilitar la captura de criminales de guerra del nazismo.
Simon Wiesenthal en una foto de archivo (EFE)
Simon Wiesenthal en una foto de archivo (EFE)
Archivo

El "cazanazis" austríaco y de origen judío SimonWisenthal falleció hoy, martes, en su domicilio de Viena a los 96 añosde edad, confirmó una portavoz del "Dokumentationszentrum" que dirigía.

Wiesenthal se retiró hace dos años y medio de la vida pública tras dar prácticamente por concluida la misiónde su vida al considerar que, aunque quedaran criminales de guerranazis con vida, estos serían tan ancianos que difícilmente podrían serllevados ante un tribunal.

Con motivo de su retirada, el más conocido "cazanazis" de la historia afirmó ante la prensa que "a los asesinos de masas que he perseguido, los he encontrado y les he sobrevivido a todos".

Una vida a la búsqueda de justicia

El implacable perseguidor de criminales de guerra nazis nació el 31 dediciembre de 1908 en Buczacz, en la región de Galizia, que entoncespertenecía a la monarquía de los Habsburgo y que hoy forma parte deUcrania.


Wiesenthal estudió y se instaló como arquitecto en Praga en 1932 yejerció su profesión hasta 1941 cuando, durante la ocupación alemana deChecoslovaquia, fue detenido.

Logró sobrevivir a doce campos de concentración hasta ser liberado porlas tropas estadounidenses en el campo de exterminio de Mauthausen.Durante su permanencia en los campos de la muerte, Wiesenthal consiguiótomar nota de los nombres de cada uno de los criminales nazis queparticipaban en el genocidio y una vez liberado se dedicóexclusivamente a buscarlos.

Uno de los casos descubiertos por Wiesenthal más conocidos junto al deEichmann es el de Karl Silberbauer, que llevó a un campo deconcentración a Ana Frank y que fue descubierto en 1963 cuandotrabajaba como inspector de policía en Viena.

Tras 58 años de trabajo, Wiesenthal anunció en abril de 2003 suretirada de la vida activa con las siguientes palabras: "a los asesinosde masas que he perseguido, los he encontrado y los he sobrevivido atodos".
Si hubiese algún criminal todavía nodescubierto, éste sería demasiado viejo para llevarle a lostribunales
"Si hubiese algún criminal todavía nodescubierto, éste sería demasiado viejo para llevarle a lostribunales", dijo, con lo que dio la labor de su vida por terminada.Uno de los grandes problemas que tuvo Wiesenthal, según dijo, fueexplicar a la opinión pública los crímenes de los nazis, puesto quesigue habiendo numerosas asociaciones y grupos que niegan la existenciadel Holocausto. En los dos últimos años, Wiesenthal desapareciópaulatinamente de la vida pública en la capital austríaca.

Ni tras la muerte de su mujer Cyla, que falleció el 10 de noviembre de2003 a los 95 años tras estar casada con Simón durante 60 años,Wiesenthal salió de su apartamento en el centro de Viena parapresenciar su entierro.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento