Los sindicatos y la patronal del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra se emplazaron para volver a reunir la mesa de negociación del convenio y cerrar un acuerdo en la primera quincena de septiembre, tras mantener un encuentro hoy con la mediación del jefe de la Inspección de Trabajo, José María Casas de Ron.

Los representantes de CIG, CC.OO., y UGT valoraron el encuentro como "positivo", y recordaron que volverán a defender una "postura unitaria" frente a los empresarios, en la que se recoge una vigencia de tres años para el convenio, la regulación de la jornada, mejoras salariales y la regulación de la contratación en el naval.

Por su parte, los empresarios mostraron su esperanza de que el acuerdo se suscriba a la vuelta de vacaciones y pidieron a los sindicatos que garanticen que la negociación no se reanuda en un clima de movilización y conflicto. Asimismo, advirtieron de que la huelga agravó la situación de las empresas y que 30 de ellas, con entre 1.600 y 1.800 trabajadores, desaparecieron debido a la crisis y con el impulso de la huelga del metal.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)