Puerto de la Torre se convierte en punto negro por su nueva rotonda

Varios coches se han estrellado contra ella. Su ancho resulta excesivo para el número de carriles que tiene esa vía
Rota por dos partes. La rotonda, en la avenida Lope de Vega, presenta este aspecto tras el impacto de varios vehículos.
Rota por dos partes. La rotonda, en la avenida Lope de Vega, presenta este aspecto tras el impacto de varios vehículos.
Rafael Marchante
«Ojo, rotonda derecha a ras». A falta de carteles, a los conductores accidentados en la rotonda de El Atabal, en el distrito de Puerto de la Torre, no les hubiera venido nada mal un copiloto que les advirtiera del peligro con la frase anterior, popularizada por el copiloto de rallies Luis Moya.

La rotonda se construyó hace unos cuatro meses con la intención de regular el tráfico, pero su anchura –superior a los 20 metros– se ha convertido en un obstáculo infranqueable para decenas de automovilistas. «Dos coches han llegado a volcar, y ha tenido que haber más choques, porque la rotonda está cada vez más rota», explica Amparo Ruiz, dueña de una academia próxima.

Algunas causas

Ausencia de señales: La pronunciada bajada desde Puerto de la Torre por Lope de Vega anima a los conductores a ganar velocidad. No hay bandas sonoras que inviten a reducir la aceleración, y la única señal que advierte de que a pocos metros hay una rotonda es la que indica cómo efectuar el giro para entrar a una gasolinera.

Exceso de velocidad: Fuentes municipales aseguraron a 20 minutos que se trata de uno de los factores de los siniestros que han ocurrido en esta zona.

«Se arreglará con más carriles»

La enorme rotonda de El Atabal está pensada para dos carriles por sentido, pero actualmente sólo hay uno. «El problema se resolverá cuando se haga la ampliación de carriles prevista en la segunda fase del camino de Antequera», explica el director del Distrito 10, Rafael Pinazo.

Hasta entonces, el ancho de la rotonda seguirá sin ser proporcional al de la vía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento