Más osas y crías en la cordillera Cantábrica

  • En 2008 se han visto 17 osas y 34 oseznos en la zona oriental y 2 madres y 3 crías en la oriental.
  • El segundo mejor dato desde 1989.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID
Una pareja de osos.
Una pareja de osos.
ARCHIVO

Después de 20 años de lucha continuada para salvar al oso en la cordillera Cantábrica, los resultados son esperanzadores aunque, eso sí, sigue siendo una especie en peligro de extinción.

Durante el año pasado, el personal de la guardería forestal de Asturias, Castilla y León, Cantabria y Galicia, junto a miembros de la Fundación Oso Pardo, detectaron 19 hembras y 37 oseznos, la segunda mejor cifra desde 1989, según los datos facilitados ayer por la Junta.

La localización se realiza mediante observaciones directas y también tras el análisis de sus rastros.

La situación es mucho mejor en el área occidental (Asturias, Alto Sil, Ancares y Lugo), donde se contabilizaron 17 osas y 34 crías.

En cambio, en la parte oriental (Cantabria, Montaña Palentina y Montaña oriental leonesa) sólo se tiene constancia de dos osas con tres oseznos.

La mitad de todos ellos no sobrevivirán, algunos matados por machos para intentar copular ellos a la hembra.

En total, hay unos 100 ejemplares en la parte occidental y unos 30 en la oriental.

Cambio de actitud

Estos buenos datos son consecuencia de los avances en la protección de los últimos 20 años, según el director del Medio Natural, José Ángel Arranz.

El principal cambio ha sido la percepción social: «Hemos pasado de que fuese considerado una alimaña a una seña de identidad».

De la situación crítica de principios de los noventa (en 1993 hubo sólo tres osas con crías en la parte occidental) se ha pasado a un moderado optimismo, según el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, que recuerda que sigue habiendo peligros: «Hasta en los parques del mundo más vigilados hay delincuentes e incidentes.

Aquí sigue habiendo lazos de acero porque es una tradición muy arraigada para cazar otros animales como jabalíes para llevarlos al puchero».

La prioridad ahora es unir a las dos poblaciones, algo que no es imposible, aseguraron.

De hecho, se ha detectado el movimiento de un macho que llegó a la zona oriental y regresó.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID

Mostrar comentarios

Códigos Descuento