Las autoridades ucranianas han prohibido en todo el país la proyección de la última película del actor Sacha Baron Cohen, la comedia Brüno, sin detallar los motivos de esta decisión, según el diario digital Korrespondent.net.


"El ministerio de Cultura y Turismo de Ucrania tomó la decisión de prohibir la difusión y proyección de la película en territorio ucraniano", explcó la compañía distribuidora Sinerguia en un comunicado.

El estreno de Brüno, cuyo protagonista es un periodista homosexual austríaco, estaba previsto para el 23 de julio. El filme recaudó en su primer fin de semana en Estados Unidos 30,4 millones de dólares (21,7 millones de euros).