China amenaza con aplicar pena de muerte a los responsables de los episodios violentos

  • Los uigures dicen desconocer qué sucedió en los disturbios violentos en los que fallecieron 156 personas y más de mil fueron heridas.
  • Los chinos 'han' reanudaron este miércoles los linchamientos contra los uigures como venganza por los sucesos del domingo.
Varios soldados patrullan por Urumqi, escenario de la violencia entre uigures y chinos.
Varios soldados patrullan por Urumqi, escenario de la violencia entre uigures y chinos.
Oliver Weiken / EFE
Los responsables de los disturbios del domingo en Urumqi, la capital de Xinjiang, en los que
fallecieron 156 personas y un millar resultaron heridas, afrontarán penas de distinto grado, sin descartar las
ejecuciones. Así lo ha comunicado este miércoles el jefe del
Partido Comunista (PCCh) en Xinjiang,
Li Zhi. La crudeza de las revueltas que vive la región musulmana china es tal que el
presidente del país,
regresó de la cumbre del G-8 que se celebra en Italia.

Refuerzos militares apaciguaron este miércoles por unas horas el
conflicto entre musulmanes uigures y colonos chinos en el oeste del país asiático. Los chinos reanudaron por la tarde los
linchamientos contra uigures
iniciados este martes como venganza por el ataque el domingo de un grupo de violentos de esta etnia de origen turcomano.

Sin embargo, según pudo saber Efe, ningún chino han de los que este martes participaron en los
linchamientos fue detenido, mientras que se ha conocido un nuevo ataque en el que supuestamente la muchedumbre
mató a un uigur a sólo 200 metros del hotel donde se aloja la prensa extranjera.

A lo largo de toda la noche, pudo oirse en Urumqi a
decenas de miles de soldados patrullando la ciudad. El barrio uigur de Urumqi amaneció con
establecimientos musulmanes destrozados, cristales rotos y las
mezquitas permanecieron
cerradas. Los vecinos aseguran que la zona fue atacada por entre 200 y 2.000 chinos han, y murieron por lo menos
cuatro uigures, un dato imposible de contrastar.
Una masacre "cruel e inhumana"

"Oí que murió gente cerca de la calle Nanlangpuo, pero no sé cuántos", dijo un uigur. "Teníamos tanto
miedo que nos refugiamos en casa. Golpearon a la gente, rodearon a una mujer, eran cientos,
la asediaron y persiguieron hasta las afueras del barrio".

Otro vecino asegura que vio como un centenar de chinos apuñalaban a una
anciana uigur en la calle: "Nunca tuvimos conflictos entre chinos han y uigures, todo esto
es culpa del Partido Comunista".

Sin embargo, la mayoría de uigures dicen
desconocer qué sucedió el domingo, cuando, según el gobierno, uigures violentos atacaron de forma "cruel e inhumana" a chinos han, produciendo una masacre. Los uigures independentistas en el exilio aseguran, por su parte, que fue la
intervención militar la que provocó la matanza.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento