La investigación descarta que el Airbus que cayó al Atlántico explotara en vuelo

  • El avión de Air France realizaba un vuelo entre Río y París.
  • En el aparato viajaban 228 personas de 32 nacionalidades.
  • Rozó el agua y sufrió una "fuerte aceleración vertical".
Llegada de un grupo de cadáveres rescatados al archipiélago Fernando de Noronha (Brasil), donde se estrelló el Airbus de Air France.
Llegada de un grupo de cadáveres rescatados al archipiélago Fernando de Noronha (Brasil), donde se estrelló el Airbus de Air France.
S. Moreira / EFE
Los expertos de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA) francesa que tratan de esclarecer el
siniestro del Airbus que cayó al mar entre Río de Janeiro y París el pasado 1 de junio
descartan que el aparato explotara en pleno vuelo.

Esta es una de las conclusiones del informe sobre el siniestro que la BEA presentó este jueves en rueda de prensa, en la que anunció que se mantendrá la búsqueda de las cajas negras del aparato hasta el próximo día 10.

El
examen de las piezas recuperadas hace pensar que el avión de Air France
llegó a rozar el agua y luego sufrió una "fuerte aceleración vertical" para evitar caer al océano Atlántico, precisó el responsable de la investigación,
Alain Bouillard.

Esa aceleración vertical se ha podido constatar en algunos de los
640 elementos recuperados del avión como, por ejemplo, en donde se guarda la comida para los pasajeros, ya que, según explicó Bouillard, todas las bandejas estaban en el fondo del mueble.
Los pasajeros no estaban preparados para un amerizaje
Otra conclusión importante a la que han llegado los investigadores es que "los pasajeros no estaban preparados para un amerizaje", dijo, porque
ninguno de los chalecos salvavidas estaba hinchado.

Por lo que se refiere a las sondas encargadas de medir la velocidad del Airbus, Bouillard indicó que, aunque se constataron
"incoherencias" en las mediciones del vuelo, son un elemento más a tener en cuenta a la hora de analizar lo ocurrido, pero "no la causa" del accidente.

El responsable de la BEA señaló que, una vez haya concluido el período de búsqueda de las cajas negras, aplazado ahora al próximo día 10, se abrirá una
segunda fase de la investigación del accidente.

Desde que se produjo el accidente el 1 de junio y hasta que el pasado viernes se dieron por finalizadas las operaciones de búsqueda de restos de las víctimas,
se recuperaron 51 cadáveres, de los que 35 fueron identificados por médicos forenses brasileños.

El Airbus de
Air France transportaba un total de
228 personas de 32 nacionalidades.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento