Doctor Matesanz: "En un trasplante de cara no se transmite el aspecto del donante"

Doctor Matesanz.
Doctor Matesanz.
EFE
El ministerio de Sanidad ha autorizado este jueves los
hito para la medicina española (sólo se han realizado siete trasplantes de cara
en el mundo)  y también
abren un debate: las dudas que pueden surgir entre los familiares de un donante de órganos a la hora de autorizar la cesión de la cara de su pariente.

El coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, ha aportado algunos datos a 20minutos.es.

El donante debe haber sufrido "una muerte encefálica, no cardiaca
En primer lugar, Matesanz recuerda que el donante debe haber sufrido "una muerte encefálica,
no cardiaca", en la que los tejidos se deterioran. A partir de aquí, cualquiera puede ser un donante de cara siempre que su
grupo sanguíneo, sexo, medidas y pigmentación sean compatibles con el receptor del trasplante.

Como en cualquier donación, explica el coordinador de la ONT, "

la familia del donante tiene la última palabra". "Puede decidir donar los órganos y no el rostro", añade. El doctor Matesanz deja claro que en un trasplante de cara
"no se transmite el aspecto del donante".
La familia del donante no se va a encontrar por la calle a nadie parecido
Matesanz explica que el aspecto de cada persona lo aporta "la
estructura de los huesos, la piel de la cara sólo es un apósito". "La familia del donante no se va a encontrar por la calle a nadie parecido", añade.

La ONT, que ya tiene

dos personas esperando el trasplante, espera realizarlo "este año". Las operaciones se realizarán en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla y La Fe de Valencia.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento