Alexandra García logra la mejor nota de Selectividad en Catalunya, un 9,82

  • Ha estudiado la rama humanística y habla cinco idiomas.
  • Quiere estudiar Derecho en la Universitat Pompeu Fabra.
  • Este verano se va a Alemania a practicar el idioma.
Alexandra García, la estudiante con la mejor nota de la Selectividad 2009 en Cataluña.
Alexandra García, la estudiante con la mejor nota de la Selectividad 2009 en Cataluña.

La barcelonesa Alexandra García Tabernero ha logrado la mejor nota de Selectividad en Catalunya, un 9,82.

Estudiar Derecho es vocacional. Me gusta argumentar y debatir

Con 18 años recién cumplidos, esta alumna del Institut Sagrat Cor Diputació ha cursado la rama humanística de Bachillerato, donde ha conseguido una media de 9,90.

Ahora quiere estudiar Derecho en la Universidad Pompeu Fabra porque "es vocacional. Me gusta argumentar y debatir", afirma.  Le gustan la docencia, el derecho penal y el internacional.

Confiesa que la primera semana previa a la Selectividad no estudió nada. "Fue una semana de Copa, Liga y Champions", asegura. La segunda semana se marcó un plan de estudio "muy drástico". "La clave está en organizarse", dice.

La primera semana previa a Selectividad fue de Copa, Liga y Champions

Habla cinco idiomas (catalán, castellano, inglés, francés y alemán). De hecho, este verano se va a Alemania a perfeccionar el idioma. Le gusta dibujar, ir al teatro y leer. Ahora está leyendo La reina en el palacio de las corrientes de aire, la última entrega de la trilogía de Stieg Larsson. "Las otras dos me las leí en 12 días en Navidad", recuerda.

Además, Tabernero ganó el Premio al mejor trabajo de investigación de Bachillerato en justicia social atorgado por la Universitat Pompeu Fabra, que le hará entrega de un ordenador portátil al inicio del próximo curso. En el trabajo, escrito en inglés, la joven analizó la validez legal y moral del juicio de Núremberg.

"Tiene las ideas muy claras y lucha por lo que quiere", asegura su padre, Antonio, muy orgulloso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento