Ahmadineyad acusa a EE UU, Londres y a los medios extranjeros de interferir en Irán

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad (centro), durante el discurso del ayatolá Jamenei, el viernes.
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad (centro), durante el discurso del ayatolá Jamenei, el viernes.
EFE

Irán comenzó este domingo a apuntar hacia los países occidentales, mientras prosiguen las protestas contra el Gobierno, en especial en Teherán, donde al menos otras 10 personas han muerto en los últimos enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes que denuncian un fraude electoral.

El presidente, Mahmud Ahmadineyad, cuya polémica elección ha desatado la revuelta, advirtió a Estados Unidos y el Reino Unido de que deben poner fin a la "interferencia" en los asuntos internos del país.

Os aconsejo enmendar
vuestra postura intervencionista

"Con estas opiniones prematuras os saldréis con toda seguridad del círculo de los amigos de Irán, así que os aconsejo enmendar vuestra postura intervencionista", señaló

Según el mandatario, al que la oposición acusa de fraude electoral, estos países no conocen al pueblo iraní y se equivocan al enjuiciar "estos acontecimientos que elevan aún más la importancia de la República Islámica".

Horas después, el Gobierno ordenaba la expulsión del corresponsal permanente de la cadena nacional británica BBC, John Lyne, al que acusó de mostrar una imagen falsa del país y de alentar los disturbios con sus informaciones.

El periodista, al igual que el resto de reporteros extranjeros que aún se encuentran en Teherán, tenía prohibido desde el pasado martes salir a la calle para informar de las manifestaciones de la oposición, que el régimen considera ilegales.

"Medidas más severas"

El Ministerio de Cultura iraní, por su parte, amenazó a los medios de comunicación británicos con "más medidas severas" si "se siguen injiriendo en los asuntos internos" del país.

Según la organización Reporteros Sin Fronteras, tres periodistas iraníes fueron detenidos y permanecen en la cárcel desde el sábado, lo que eleva a 33 el número de periodistas y ciberdisidentes iraníes encarcelados.

Un periodista canadiense que trabaja en Irán para Newsweek, Maziar Bahari, fue arrestado por las autoridades iraníes, anunció por su parte la revista estadounidense.

El canal de información continua de capital saudita, Al Arabiya, anunció que el cierre de su oficina en Teherán, en vigor desde el 14 de junio, había sido prolongado "hasta nueva orden".

Irán es escenario desde hace una semana de protestas diarias y enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas de Seguridad que hasta el momento se han cobrado la vida de cerca de una veintena de personas, según datos oficiales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento