Mahmud Ahmadineyad logra una amplia victoria, y es reelegido presidente de Irán

  • La tensión estalla en varios puntos tras conocerse resultados.
  • Con casi el 100% escrutado, el actual presidente sería otra vez elegido.
  • Su mayor rival, Musaví, logra un 32,57 y habla de irregularidades.
  • Los datos de participación ofrecidos por el Interior son del 75%.

Los resultados ofrecidos por el Ministerio del Interior iraní otorgan la victoria de los comicios presidenciales al actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, que habría alcanzado una amplia victoria, con el  64,78% de los votos.

Con el 94%  de los votos escrutados el actual presidente ha sido reelegido. En segundo lugar, según los datos proporcionados, se encontraría el candidato independiente por reformista, Mir Husein Musavi, con el 32,57% de los votos. A mucha distancia estarían el conservador Mohsen Rezeí, con el 2,08% del sufragio, y el clérigo reformista, Mehdi Karrubí, con el 0,89%.

Poco antes, el principal opositor de Ahmadineyad, Mir Husein Musaví, también se atribuyó la victoria en la primera vuelta con un 65% de los votos. En una rueda de prensa ofrecida en su sede electoral, Musaví aseguró que los sondeos realizados a pie de urna le otorgaban un amplio triunfo que de confirmarse evitaría una segunda vuelta, algo que no ha ocurrido.

Desde primera hora de este viernes,familias enteras se acercaron a los más de 49.000 colegios electorales repartidos por todo el país en una jornada de reivindicación y fiesta únicamente ensombrecida por algunos actos vandálicos. Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Interior, la participación rondaría el 75%, cifra récord que obligó a extender durante varias horas el cierre de los colegios.

Denuncias por fraude

La fiesta electoral quedó, no obstante, deslucida por las denuncias de posible fraude elevadas por la oposición y algunos actos vandálicos contra sedes reformistas. Según Alí Akbar Mortazaminpour, jefe del comité de supervisión de los sufragios de Musaví, "más del 40% de los colegios de la capital carecieron de observadores".

Al parecer, muchos de los delegados, tanto de Musaví como de Karrubí, no han podido ejercer su función ya que las acreditaciones que recibieron "tenían errores, e incluso fotos cambiadas".Largas filas de votantesEn las calles de Teherán, las largas filas de votantes tenían un color casi común dependiendo del lugar de la capital en el que se encontraran.

En el norte, la zona más rica de la ciudad, primó el verde de los seguidores del ex primer ministro Mir Hossein Musavi, principal rival del presidente. En el sur, donde se concentra la mayoría de los barrios más desfavorecidos, dominaba el tricolor verde, blanco y rojo de la bandera de Irán, adoptado por Ahmadineyad.

Era posible ver muchos partidarios de Musaví y de los otros dos candidatos, el clérigo reformista Mehdi Karroubi y el conservador Mohsen Rezaee."Voy a votar a Musaví", admitía Zahra Montasem, ama de casa. "Pero no es una cuestión de libertades, porque para eso existen diferentes interpretaciones.

Creo que lo que necesitamos es trabajo para los jóvenes y lucha contra la carestía, y creo que Musaví puede arreglar estos problemas", explicó.

Disturbios tras conocerse los resultados

Cientos de voluntarios de la milicia islámica "Basij" han tomado los alrededores del ministerio de Interior de Irán y de la sede del candidato opositor, donde la tensión ha crecido en las últimas horas, después de la victoria de Ahmadineyad.  Decenas de policías han desembarcado en la plaza de Fatemí, en el centro-este de Teherán, donde se han registrado pequeños choques entre las fuerzas de Seguridad y algunos grupos de partidarios de Musaví.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento