Los alumnos de primero de Bachillerato que tengan tres o cuatro suspensos podrán optar entre repetir el curso o matricularse sólo de las asignaturas no superadas y, además, cursar voluntariamente otras materias de primer curso la dirección del centro les recomiende para reforzar su preparación de cara al segundo curso.

El Gobierno y las Comunidades  también han acordado cofinanciar al 50% el plan Escuela 2.0, de implantación de tecnologías en la educación

Es la solución que la secretaria de Estado de Educación y FP, Eva Almunia, y los directores generales autonómicos del ramo han alcanzado para superar el varapalo del Tribunal Supremo a la regulación anterior,  que permitía a los alumnos matricularse de las materias suspensas de primer curso y de algunas de segundo.

El Supremo consideró que esa norma vulneraba la LOE , que no prevé una modalidad de bachillerato con materias sueltas de primero y segundo. 

Con el nuevo acuerdo, los alumnos de primero de Bachillerato que hayan obtenido evaluación negativa en tres o cuatro materias podrán decidirse por una de las siguientes opciones:

  • Matricularse de nuevo en 1º de bachillerato en su totalidad renunciando a todas las calificaciones obtenidas.
  • Matricularse de nuevo en 1º de bachillerato en su totalidad, de forma que tengan la oportunidad de consolidar su formación en las materias ya aprobadas y mejorar la calificación de éstas. En el caso de que la calificación fuera inferior, se mantendría la obtenida en el curso anterior.
  • Matricularse de las materias en las que haya tenido evaluación negativa y cursar voluntariamente aquellas otras que la Dirección del centro considere más adecuadas para la superación de las materias suspendidas y para su preparación para 2º curso de bachillerato.

La elección de una de estas posibilidades será del estudiante si es mayor de edad; si no, dependerá de la familia.

No supone el pase de curso

Almunia ha reiterado que este sistema no supone en ningún caso que se pase de curso, respeta la Ley Orgánica de Educación y la sentencia del Tribunal Supremo que anuló las previsiones del Real Decreto de Enseñanzas Mínimas de Bachillerato sobre este asunto.

La LOE estipula que los alumnos de primero promocionarán a segundo cuando hayan superado las materias cursadas o tenga resultado negativo en dos como máximo.

Aulas digitales en quinto de primaria

En relación con la Escuela 2.0, que comenzará a aplicarse el curso próximo en quinto de Primaria, Gobierno y Comunidades Autónomas han calculado en 10.000 euros el coste de uno de sus elementos, el aula digital de 25 alumnos, que incluye ordenadores portátiles para todos ellos y el del profesor, un carro de transporte, una pizarra digital, un proyector y un punto de red.

Las comunidades convocarán los concursos de proveedores en sus respectivos territorios.

Preguntada por si las familias costearán los ordenadores, Almunia ha señalado que colaborarían de manera "simbólica, muy residual", con ayudas públicas para aquellas con menos recursos, aunque dependerá de cada comunidad y de si los equipos se consideran propiedad o no del centro.