Central nuclear de Santa María de Garoña.
La central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos. 20MINUTOS.ES
El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha acordado por unanimidad una propuesta que informa favorablemente la solicitud de
renovación por diez años de la licencia de autorización de explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos). En este informe impone quince condiciones generales (aplicables a todas las instalaciones nucleares españolas) y específicas (identificadas para la presente autorización).

Garoña es tan segura como las centrales francesas, suecas o americanas del mismo tipo

Las quince condiciones para Garoña

1. Antes del arranque tras parada por recarga de 2011, Garoña tendrá que cambiar el sistema de tratamiento de gases radiactivos en caso de accidente.

2. Antes del arranque tras parada por recarga en 2013, deberá cumplir con el refuerzo de aislamiento de las penetraciones de los muros de contención.

3. Mejorar la independencia de los equipos y circuitos eléctricos.

4. Mejorar la protección contra incendios de equipos y sistemas de seguridad.

5. Las tres modificaciones anteriores requerirán la apreciación favorable del Consejo, antes de a puesta en marcha de la central.

6. Implantación temprana de acciones correctoras en materia de experiencia operativa.

7. Mejora de la instrumentación de medida de gases combustibles en la contención para posibilitar la gestión de accidentes severos.

8. La introducción de mejoras relacionadas con los análisis de seguridad de la central, en particular sucesos externos y ocurrencia de sismos.

9. La realización de una prueba de funcionamiento prolongado de los generadores diesel de emergencia, en condiciones próximas a la temperatura máxima de diseño.

10. La continuación del programa de vigilancia de las penetraciones de los accionadores de barras de control.

11. La continuación del plan de actuación e inspección de soldaduras de acero inoxidable.

12. La revisión de la documentación soporte de la solicitud para incluir los resultados de la evaluación.

13. Constatar que el estado de la planta al final del periodo de explotación que concluye, se mantiene en el nivel de seguridad exigible.

14. Asegurar que el nuevo periodo de explotación está asociado a un aumento del nivel de seguridad que será exigible en el plazo que contemple la nueva autorización que se tramite.

15.  Confirmar que el impacto de la operación de la central y los procesos de envejecimiento que puedan afectar a las Estructuras, Sistemas y componentes (ESC)  de la instalación no afectarán en el nuevo periodo de explotación al mantenimiento del nivel de seguridad exigible.

Un mes para decidir

"Garoña es tan segura como las centrales francesas, suecas o americanas del mismo tipo", remarcó la presidenta del CSN, Carmen Martínez Ten, que hizo públicas las conclusiones del pleno del organismo regulador, tras presentar esta mañana en persona el dictamen al ministro de Industria, Miguel Sebastián.

No obstante, recordó que de no cumplirse las condiciones impuestas el Consejo puede suspender la operación de una central antes de llegar a los 40 años. Martínez Ten, que lamentó las filtraciones del informe, registrado el pasado viernes en Industria, agradeció al Gobierno el "respeto en todo momento" al trabajo de los técnicos.

"El tiempo de la autoridad reguladora y técnica ha concluido. Ahora empieza el tiempo político. El gobierno tiene un mes de plazo para decidir", resaltó.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BURGOS