Jodorowsky
Jodorowsky, antes de comenzar la entrevista. Miquel Taverna

¿Escritor, actor, director, mago, chamán, tarotólogo o terapeuta? ¿Cómo definimos a Jodorowsky? Tal vez la mejor opción sea simplemente quedarse con la palabra que él mismo inventó para bautizar ese arte para sanar que él mismo ha creado y llamarlo psicomago. O quizá, y seguro que él estará más conforme, podamos huir de la etiqueta.

Alejandro Jodorowsky (Tocopilla, Chile 1929), que empezó en el mundo del arte como actor, y precisamente ahí vio lo que de enfermizo puede llegar a tener lo artístico, acabó decidiendo que su camino sería otro. O hacía arte para sanar o no hacía nada, porque enfermar al lector o al espectador con los vómitos personales no eran alternativa para el chileno.

Tras La danza de la realidad y Psicomagia, obras en las que sentó la base teórica de la técnica sanadora que ha creado, publica la parte práctica: Manual de Psicomagia (Siruela).

Si alguien le dice que está teniendo pesadillas mientras lee su Manual de Psicomagia, ¿qué le diría?
Que por una persona que tiene pesadillas leyendo mi libro hay 300 que se curan. Si alguien está teniendo pesadillas que me consulte, que le daré un acto de psicomagia para que deje de tenerlas.

¿Qué es la psicomagia?
Una forma de terapia ultra avanzada. Es una respuesta al psicoanálisis. La psicomagia propone curar algo mediante actos que hablan directamente al inconsciente. Uso toda la tradición chamánica de brujería y curanderas que conocí en México, pero sin superstición.

La psicomagia es una terapia ultra avanzada, una respuesta al psicoanálisis

¿Cree usted en las dos magias: la negra y la blanca?
Yo creo en la magia negra y en la blanca, son lo mismo. Utilizo la magia de modo no supersticioso. Uso lo mejor de la magia.

¿A quién le recomendaría Manual de Psicomagia?
A todos, porque hay una parte para enfermos, otra para sanos, otra de psicomagia social, y también hay para casos muy particulares y para quienes quieran hacer ellos mismos psicomagia.

Usted se denomina psicochamán, ¿qué es, un tipo de brujo?
Inventé ese nombre porque cuando hice la psicomagia vi que el psicoanálisis no tocaba al paciente, y el cuerpo tiene un lenguaje. Hay que aprender a tocar el cuerpo. Al tacto se le da un sentido sexual, de dominio o científico, pero pocas veces como transmisor de conceptos y verdades. Eso es psicochamanismo. En tu cuerpo tienes tu inconsciente.

Todos nuestros problemas vienen de la familia, la sociedad y la cultura

¿Cuál es la consulta más habitual que le han hecho?
Todos los problemas que me han planteado y plantean nos llevan a la infancia, a la relación con los padres.

¿Cuál es nuestro principal problema?
Todos vienen de la familia, la sociedad y la cultura. Y exactamente en ese orden.

¿Y la frustración?, ¿qué lugar ocupa?
Todos. Está provocada por una sociedad que nos pide ser lo que no somos y nos culpa de ser lo que somos. Ahora mismo todo sigue estando dirigido por hombres, la mujer está en claro desequilibrio. Para comenzar hay que equilibrar la igualdad de hombre y mujer. Yo tengo muchos casos de mujeres que sufren porque el padre quería un niño y no una niña. También tengo muchas de hombres cuyas madres odian a los hombres y ellos se quedan infantilizados, como niños.

La sociedad nos pide ser lo que no somos y nos culpa de ser lo que somos

¿Por qué?
Temen madurar porque temen con ello dejar de ser amados. Por eso tantos hombres no crecen. El cine actual es una prueba, pues es un cine para adultos que se quedan niños, que no crecen por temor a no ser amados.

Cuenta en el libro que estuvo muchos años sin publicar hasta que enterró un papelito en el que había escrito "Escritor frustrado".
Y planté una planta encima. Seis meses después empecé a publicar, y hasta hoy.

Así que ¿cree usted que todos los escritores frustrados deberían hacerlo?
Todas las personas frustradas y fracasadas, no sólo los escritores. Que escriban su frustración en un papel: no soy digno de ser amado, soy fea... etc. Que pongan todo lo negativo y que se decidan a aceptarse.

El cine actual es para adultos que
se quedan niños

¿El arte cura?
Como yo lo practico, sí. Cuando empecé en el arte vi que era la manifestación de la neurosis de un artista y me dije no, el arte no debe enfermar a quien lo recibe, el arte ha de curar. Ahí nace este concepto.

¿Son tan importantes los sueños?
Los sueños interpretados no son importantes. Los importantes son los lúcidos: cuando eres y te haces consciente de lo que estás soñando. El arte y la poesía también son muy importantes.

¿Son la vía para acceder a los muertos?
En los sueños podemos hablar con ellos. Dentro del inconsciente tenemos una región que es la de los muertos. En el fondo todos somos solamente recuerdos.

Tengo temor a todo y confianza en todo

¿A qué tiene usted miedo?
A todo, porque no hay ningún objeto que no tenga sombra. Una vez cogí el teléfono y me dijeron que mi hijo estaba muerto. A un hombre de Texas que iba por la calle le cayó encima una vaca congelada. En cualquier momento esto puede pasar, así que tengo temor a todo, pero a la vez tengo confianza en todo.

Si tuviera que dar un consejo válido para todos...
Daría tres. El primero es: haz siempre, porque si no haces, te arrepentirás, y si haces y te equivocas, al menos habrás aprendido algo. El segundo, no quieras nada para ti que no sea también para los otros. El tercero, no seas lo que otros quieran que seas, sé lo que tú eres.


BIO. En el año 1962 funda con Fernando Arrabal el movimiento Pánico. Cuatro años después empieza en el mundo del cómic con Aníbal 5. En 1970 realiza la película Fando y Lis, y en1971 El topo. El primer libro sobre psicomagia llega en 2001, La danza de la realidad. Actualmente vive en París.