Así será el bautizo de Rosario, la heredera del título de la duquesa de Alba

Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart, con su hija Rosario.
Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart, con su hija Rosario.
GSR / GTRES

No ha cesado de retrasarse por culpa de la pandemia y de pequeños menesteres que iban impidiendo su celebración, pero por fin, este sábado 29 de mayo, tendrá lugar el bautizo de Rosario Fitz-James Stuart Palazuelo, casi nueve meses después de su nacimiento.

Sus padres, los duques de Huéscar, Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo, pretenden que se haga una ceremonia íntima y con un reducido círculo familiar, si bien es cierto que es precisamente por ese núcleo que por unas razones o por otras no podían concretar el acto, que será en la sevillana parroquia de San Román, como explican desde Vanitatis.

La bisnieta de la duquesa de Alba, título que en un futuro heredará, recibirá el primer sacramento de su vida de una mano amiga de la familia: Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, sobrino de la fallecida marquesa de Saltillo, Pepita, que era amiga de la duquesa. Se trata del mismo sacerdote que bautizó a su padre, Fernando, hace 30 años; que casó a su bisabuela en terceras nupcias con Alfonso Díez; y que la semana pasada ofició la boda entre su tío Carlos y Belén Corsini.

La ceremonia del bautizo está previsto que dure alrededor de media hora, sin misa de por medio y, como la parroquia es la antigua sede de la Hermandad de los Gitanos, pero no donde se encuentra actualmente la Virgen de las Angustias, toda la familia habrá de desplazarse medio kilómetro hasta la iglesia del Valle para presentar a Rosario ante la presencia de la Madre de Dios.

No hay que olvidar que la duquesa de Alba fue camarera honoraria de esta virgen, cuya familia tiene una vinculación especial, dado que, en Semana Santa, lleva un manto bordado con el escudo de la familia aristócrata. Asimismo, durante el tiempo en el que la Hermandad no tenía sede, los enseres y todo lo relativo a la virgen se guardaba en el Palacio de Dueñas, perteneciente a la Casa de Alba.

De hecho, esta casa se encuentra muy cerca de la iglesia, donde se encuentran las cenizas de la duquesa. En el palacio será donde se oficie el convite, aunque se tratará de una recepción informal a la que están invitados los miembros de la familia, desde el actual duque de Alba hasta los recién casados condes de Osorno -que han pospuesto su viaje de novios para estar presentes en la que será su primera aparición pública desde que se diesen el "sí, quiero" en el madrileño palacio de Liria- o el propio Alfonso Díez.

Amén de la familia de Palazuelo, también se espera la llegada de algunos primos y amistades que provengan de Madrid, ahora que las restricciones lo permiten. Entre los amigos están, por cierto, los padrinos de la pequeña, Beltrán, íntimo de Sofía y compañero de colegio de Fernando que fue quien los presentó, así como Blanca Barrera, otra amiga de la pareja.

Desde el citado medio aseguran que los padres son ejemplos de "sencillez y naturalidad". "Tanto Fernando como su hermano Carlos han crecido sin lujos ni excesos, dando valor a la formación y a las relaciones personales. Son unos jóvenes solidarios, responsables y muy familiares", añaden.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento