El abandono escolar está afectando especialmente al alumnado extranjero en la Comunitat Valenciana. Según refleja un estudio realizado por la Fundación Ceimigra, dependiente de la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía, tan sólo un 31,45% de los estudiantes foráneos consiguen obtener el título de ESO, mientras que el 60% de los alumnos de otros países abandonan la escolarización en el momento de cumplir los 16 años.

El informe, realizado a partir de encuestas a 5.152 estudiantes de 128 centros de la Comunitat, corrobora que el nivel educativo disminuye en este colectivo al pasar a Secundaria, ya que en Primaria se adaptan mucho mejor.

Los autores del estudio Análisis de la atención educativa al alumnado extranjero durante la escolarización obligatoria en la Comunitat Valenciana recomiendan a la Administración tener en cuenta estas diferencias entre Primaria y Secundaria a la hora de diseñar medidas educativas de atención a la diversidad. Las actuales «parecen adecuadas» en los primeros cursos, pero no funcionan para la obtención del título de ESO, señala el informe presentado ayer.

La obtención de la titulación en Secundaria en estudiantes extranjeros debe ser «un objetivo prioritario», remarcan los investigadores, ya que es «el requisito mínimo para insertarse con garantías en el mundo laboral» y poder continuar hacia estudios superiores en el futuro.

La comparación entre alumnos extranjeros y españoles no arroja diferencias significativas en cuanto a actitud en el aula, relaciones con el profesorado y rendimiento académico, aunque son ligeramente mejores para los autóctonos. El 50% de los foráneos tiene un rendimiento que los docentes califican como medio y el 13,82 sobresaliente. Además, emplean una media de 4,73 meses en aprender el idioma si la lengua de origen deriva del latín, y 7,72 meses el resto.

Mejor grupos pequeños en el aula

Un 41% de los centros califican como «insuficientes» los recursos personales de los que disponen para la atención a las necesidades educativas del alumnado extranjero. «Desde nuestro punto de vista, una de las medidas que mejor funciona con los estudiantes con necesidades educativas específicas es el trabajo el grupo», ya que permite a los profesores observar mejor la evolución del alumno. No obstante, el informe subraya que el programa PASE y el de educación compensatoria son, entre los ofertados por la Administración, «los que más se adecuan a las necesidades detectadas por los centros». 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA