Comunidad Valenciana

Los ‘pubs’ del Casco Antiguo con exceso de ruido cerrarán antes

  • El Ayuntamiento cambiará la licencia a cafetería al que moleste a los vecinos.
  • Casi un centenar deben pasar una auditoría acústica.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE

Guerra contra el ruido procedente de los pubs del Casco Antiguo. El Ayuntamiento de Alicante obligará al casi centenar de locales de copas que hay en esta zona a someterse a una «auditoría acústica» para mitigar las molestias que originan a los vecinos, según aseguró ayer la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo.

«Así lo obliga la Ley del Ruido; hay que respetar el descanso de los vecinos, aunque es seguro que no todos los locales podrán adaptarse a esta normativa», señaló la primera edil, quien añadió que los pubs que no se sometan a esta auditoría «no tendrán por qué cerrar»; en ese caso, el Consistorio «les modificará la concesión de licencia de apertura, cambiándola a bar o cafetería», por lo que deberán cerrar antes.

Sin embargo, «no resulta nada fácil» amoldarse a lo que establece la normativa, afirma Nacho Cardona, presidente de la Asociación de Bares y Pubs del Casco Antiguo. «Por el momento estamos cumpliendo la ley», agrega. Así lo corrobora Castedo: «La doble puerta cerrada que se exige a los locales se está cumpliendo; se ha notado mucho».

Pero «hay que acondicionar la fachada y las azoteas de los locales; la mayoría se ubica en los bajos de edificios antiguos; nos cuesta mucho dinero», explica Cardona, quien añade que «hemos pedido una demora y que nos ofrezcan alternativas de ayuda».

A la tercera, cierre

La alcaldesa ya anunció en noviembre de 2008 que «a la tercera infracción» que cometan los pubs por exceso de ruido «se ordenará su clausura».

Castedo también reconoció que «hay que atajar el botellón como ya se hizo en el pasado» en las calles del Casco Antiguo, aunque la Policía Local «no ha realizado demasiadas intervenciones».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE

Mostrar comentarios

Códigos Descuento