Federico Trillo, el que fuera ministro de Defensa en 2003, cuando se estrelló el Yak-42 en el que murieron 62 militares españoles, ha asegurado que
"respeta aunque no comparte" la sentencia condenatoria a los mandos militares responsables de la repatriación de los cadáveres. "Sigo pensando que actuaron al máximo de sus posibilidares y espero que se demuestre en posteriores instancias judiciales", ha asegurado Trillo, actualmente diputado nacional del PP, durante una comparecencia sin preguntas en la sede de su partido.

La dura sentencia de la Audiencia Nacional dice que las identificaciones erróneas fueron intencionadas y condena tres años de cárcel al general Navarro y a 18 meses a otros dos mandos militares.

Desde aquel trágico 26 de mayo de 2003 la atención a las familias de las víctimas fue propiritario en Defensa

El ex ministro ha reiterado su "respeto y homenaje" a las víctimas del accidente, "su memoria me acompañará siempre", ha dicho. Trillo ha recordado que "desde aquel trágico 26 de mayo de 2003 la atención a las familias de las víctimas fue propiritario en Defensa". "viajé yo mismo a Trebisonda", ha recordado, y "pusimos todo nuestro empeño en el retorno".

Federico Trillo ha asegurado que "en ningún momento tuvimos noticia de errores en la identificación", y ha recordado que al conocerlos "ofrecí en el Congreso mi más sincera disculpa a las familias. Lo hice entonces y lo reitero hoy".

Actuaron al máximo de sus posibilidades

Trillo ha insistido en que "la actuación de quienes participaron en la repatriación de los cadáveres fue de buena fe en todo momento". "Respeto la sentencia, pero no la comparto, sigo pensando que actuaron al máximo de sus posibilidades y espero que se demuestre en posteriores instancias judiciales", ha dicho.

También ha pedido respeto para los militares condenados: "La Justicia no podrá acabar con el dolor, pero será para todos el mejor homenaje".