Cinco noches con Jim Jarmusch

  • Se lanza en DVD un paquete con sus primeras cinco películas.
  • Es uno de los cineastas más influyentes de las últimas décadas.
  • España ha sido el escenario de su último rodaje.
Jim Jarmusch durante un rodaje.
Jim Jarmusch durante un rodaje.
20MINUTOS.ES
Si una noche en Nueva York se cruza con un tipo con pelo blanco y gafas de sol, no le cuente su vida: quizá la convierta en una excelente película.

Puede que no le suene su nombre, pero será el de uno de los cineastas más influyentes de las últimas décadas:
Jim Jarmusch. Autor de obras maestras como
Dead Man, Jarmusch ha ido abriendo sus horizontes y se ha atrevido a ser financiado
por un gran estudio en su última cinta estrenada,

"Películas hechas a mano"
Jim Jarmusch 280Pero en los primeros ochenta rodaba con un puñado de dólares y
era el estandarte de la escuela neoyorquina, que anticipó la explosión del cine indie estadounidense.

No le hable de independencias. "Me enferma que me llamen independiente –dice–,
cojo mi revólver en cuanto oigo esa maldita palabra. Es una simple etiqueta para tratar de vender un producto. Mi cine no es independiente ni estrafalario: no es nada. Son películas hechas a mano. Como recién salidas de un sucio y oscuro garaje".

Desde la semana pasada está a la venta (39,95 euros) una caja con las cinco primeras obras de ese sucio y oscuro garaje. Nacido en 1953 en Ohio, Jarmusch
llegó a Nueva York en 1970 para estudiar lengua inglesa en Columbia.

Cinco años después, y sin ninguna experiencia audiovisual,
era admitido en la Escuela Tisch y la Cinemateca Francesa. En 1980 ejerció de ayudante de dirección de Nicholas Ray y
Lighting Over Water y, dos años después y con sólo quince mil dólares, rodó su ópera prima.

Joyas escondidas
Bajo el peso de la ley - fotogramaPrimer DVD de la colección,
Permanent Vacation, recorre un día en la vida de Allie, un joven diletante
que surca las calles de Nueva York en, como el nombre del filme señala, unas vacaciones permanentes.

Muchas constantes del cine de Jarmusch aparecen en la cinta: estética cruda y personajes
que dialogan sobre temas como el Efecto Doppler y los libros de Lautreamont. Pasarán sólo dos años hasta que Jarmusch estrene
Extraños en el paraíso, ganadora de premios en Sundance y Cannes.

Esta pequeña maravilla fue concebida como un corto, y como tal empezó a rodarse empleando
la película sobrante de un filme de Wenders. Pero Jarmusch logró convertirlo en un largo dividido en tres partes que, a través de un inmigrante húngaro, reflexionan sobre esa "tierra de las oportunidades" que representa Estados Unidos.

"Si escribir el guión es una labor de seducción,
rodar es sexo, porque te hace falta más gente", dice Jarmusch. Para su tercera experiencia sexual,
Bajo el peso de la ley, se rodeó de un trío inolvidable: John Lurie,
Tom Waits. La película, una deliciosa parodia del cine negro de los cuarenta, es una de las mejores.
Cinco taxis nocturnos
Noche en la tierra - fotogramaSi cada ciudad tiene su película, la de Memphis podría ser
Mistery Train (1989), también formada por tres historias. El hilo conductor
es una pareja de mitómanos japoneses y un hotel ruinoso.

La actuación de
Steve Buscemi, el fantasma de Elvis Presley y la voz de Waits en una emisión radiofónica son tres pinceladas
de una película que merece una revisión. El quinteto se completa con
Noche en la tierra, donde el de Ohio se sube en cinco taxis nocturnos que surcan Los Ángeles, Nueva York, Roma, París y Helsinki.

Aunque escrita en menos de una semana, supone
un claro acercamiento del director al cine más comercial. Pese a eso, está poblada de personajes malditos y de momentos tan ridículos como cotidianos: "Me interesan los momentos poco dramáticos de la vida –dijo Jarmusch–, porque su belleza no está en sus grandes momentos, sino en sus pequeños detalles".

En caja única
se venden cinco de esos pequeños detalles que hacen bella la existencia.
El hijo bastardo de Marvin

Durante toda su carrera, Jarmusch se ha rodeado de personajes que hacen inconfundible su obra. En estas primeras cinco películas podemos encontrar, por ejemplo,
el sin par rostro de John Lurie, saxofonista profesional, compositor de la música de alguna de sus películas y protagonista de Extraños en el paraíso y Bajo el peso de la ley.

Pero quizá la presencia más impactante sea la del cantante Tom Waits:
el hombre lobo de la música americana hace una actuación portentosa en
Bajo el peso de la ley, y su voz suena en
Mistery Train.

Junto a ellos dos y otras figuras como Thurston Moore o Nick Cave, Jarmusch
creó un selecto club llamado Los Hijos de Lee Marvin: para ser miembro, es necesario acreditar de algún modo ser hijo bastardo del legendario actor.

Estreno con Tosar y Jaenada

Con 56 años, Jim Jarmusch sigue en activo.
Lo prueba No Limits, No Control, su último trabajo, que se estrenó en EE UU el pasado 1 de mayo.

Para el filme –una coproducción española, japonesa y estadounidense
que se rodó en Almería, Madrid y Sevilla–, Jarmusch ha contado con los españoles
María Isasi, además de sus habituales Isaach de Bankolé y
Bill Murray. Aún no hay fecha de estreno en España.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento