Actualmente se tarda 50 minutos en ir de Málaga a Fuengirola en el Cercanías. El nuevo presidente de la Junta, José Antonio Griñán, pretende construir un segundo trazado que tarde 15 minutos menos en llegar 57 km más lejos.

Así pues, Estepona y la capital quedarían a 35 minutos de viaje en tren de alta velocidad. El PSOE empezó ayer por la mañana a hacer su trabajo en los despachos. El secretario provincial de los socialistas, Miguel Ángel Heredia, se reunió con los alcaldes de tres municipios beneficiados: Benalmádena, Mijas y Estepona. Lo repetirá de forma periódica para evaluar el proyecto.

Muchas claves en el aire

La costa occidental es la zona con más densidad de población de toda Andalucía. Griñán prevé que posteriormente se amplíe la línea hasta Cádiz y Huelva. Sin embargo, aún no hay plazos ni financiación cerrada. La redacción del primer tramo comenzó hace cuatro años (Fuengirola-Estepona, ya que la duplicación y mejora del Cercanías compete al Ministerio de Fomento) y la Junta adjudicó la obra de los primeros 4 km este año a una empresa. Ferrocarriles Andaluces no garantiza que la obra sea una realidad antes de 2013 entre Estepona y Fuengirola.

El gobierno andaluz espera que el Banco Europeo de Inversiones (BEI, de los estados de la UE), financie la mitad de los 4.500 millones del proyecto. Se prevé que unos 40 millones de viajes al año se efectúen gracias a esta conexión entre Estepona y Málaga.