Supreme Motor Lodge
Fachada del motel Supreme Motor Lodge. ARCHIVO

Steve Donnelly, propietario del motel Supreme Motor Lodge, situado en Palmerston North, Nueva Zelanda, ha generado una sonada polémica al prohibirle la entrada a toda una ciudad neozelandesa. El australiano ha bloqueado las reservas de los cerca de 16.000 residentes de Wainuiomata, región próxima a Wellington.

Según informan desde News.com Australia, Donnelly, que ha vivido en Nueva Zelanda durante dos años, considera que "la ciudad está llena de grupos de jóvenes alborotadores" , los cuales provocarían daños en las instalaciones del motel durante sus visitas.

Los residentes han considerado la medida "estúpida, injusta y escandalosa"
Debido al comportamiento de estos jóvenes, el australiano ha decido extender la prohibición a toda la región neozelandesa, y las protestas no se han hecho esperar. "
Es estúpido, injusto y escandaloso", han declarado algunos residentes.

Donnelly ya ha sido apodado como el "Basil Fawlty del país", el torpe personaje que encarna John Cleese en la popular serie británica Fawlty Towers.

Los periódicos se han hecho eco de la noticia, y el político Trevord Mallard ha manifestado públicamente su rechazo, "No estoy sorprendido de que sea australiano, sus acciones muestran el tipo de prejuicios que pensé que ya no había en Nueva Zelanda".

Por su parte, Donnelly dice encontrarse desprotegido,"no lo entiendo, simplemente soy un australiano que no tiene absolutamente nada que hacer contra el terrible comportamiento de esta gente", se ha defendido.