El Síndic recomienda investigar la presencia de la extrema derecha en los cuerpos de seguridad

  • Señala comportamientos como el chat de exmilitares y el "a por ellos" de algunos guardia civiles en 2017 en Cataluña.
  • La Conselleria de Interior ya se ha comprometido  a realizar un estudio para la policía catalana.
Rafael Ribó en la puerta de la cárcel de Lleida, tras ver a Pablo Hasel.
El Síndic de Greuges, Rafael Ribó.
EUROPA PRESS

El Síndic de Greuges ha realizado una actuación de oficio para estudiar la presencia de la extrema derecha dentro de los cuerpos policiales y las fuerzas armadas, que ha concluido con la necesidad de elaborar informes oficiales para investigar dichas presencias dentro de los cuerpos policiales, cosa que "podría atentar contra la legalidad vigente".

"En los últimos meses del año 2020 se publicaron algunas noticias sobre comportamientos y actitudes peligrosas respecto al sistema democrático de algunos miembros de las fuerzas armadas, como por ejemplo una declaración de respeto y desagravio al general Franco, que fue firmada por 181 militares retirados; unas imágenes grabadas en una casa cuartel donde se veían asistentes haciendo el saludo nazi y cantando una canción de la División Azul, o la existencia de varios chats integrados por militares en la reserva en que se intercambiaban mensajes ultraderechistas", ha señalado en un comunicado.

"También se han hecho públicas determinadas actuaciones de la Guardia Civil que se podrían atribuir a prejuicios ideológicos vinculados a la extrema derecha, como los gritos de “A por ellos” del mes de octubre de 2017; atestados como los que evaluaron el papel de los Mossos d'Esquadra por su actuación en ese mismo año, desautorizados por la Sentencia 20/2020, o el discurso del director general de la Guardia Civil en la casa cuartel de Sant Andreu de la Barca en octubre de 2019, entre otros", ha añadido.

Informe en Alemania

Según ha explicado, en Alemania ya se elaboró el primer informe para intentar analizar el alcance de la extrema derecha dentro de los servicios de seguridad del país, y otro informe elaborado por la Agencia Nacional de Inteligencia, detectó más de 1.400 casos en que militares y policías "aparecían como sospechosos de cometer acciones extremistas, y concluía que eso constituía un peligro importante y que era imprescindible continuar identificando a los extremistas".

El Síndic de Greuges ha asegurado que es muy necesario que "se investiguen a fondo las actuaciones incorrectas en el marco de una visión global", y ha pedido a la Conselleria de Interior de la Generalitat que traduzca y haga difusión del primer informe elaborado por Alemania y que elabore un estudio similar para los Mossos d'Esquadra, y hacerlo extensivo a las policías locales y a la Guardia Urbana de Barcelona.

La Conselleria de Interior ya se ha comprometido a traducir el estudio alemán y a realizar uno similar para la policía catalana, "que evaluará las 217 organizaciones policiales existentes en Catalunya y que trasladarán al futuro conseller o consellera de Interior".

El Síndic de Greuges también se ha dirigido al Defensor del Pueblo y a comunidades con policía propia como el País Vasco y Navarra, y les ha sugerido que "propongan un estudio sistemático y global sobre los casos de falta de neutralidad política dentro de los cuerpos policiales del Estado y las fuerzas armadas, por una parte, y las policías forales, por otra parte".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento