La agresividad de los perros depende de la educación que reciben y no de su raza

  • Así se desprende de un estudio de la Universidad de Córdoba.
  • En la conducta agresiva de un can, la raza tiene poco protagonismo respecto a todos los factores que dependen del dueño.
  • Los factores más importantes para este tipo de comportamientos son el mimar al animal en exceso y no someterlo a un entrenamiento.
Un perro de raza Bullterrier.
Un perro de raza Bullterrier.
ARCHIVO

La actitud agresiva de los perros depende de la educación que reciben por parte de sus dueños y no tanto de la raza a la que pertenecen, según revela un estudio elaborado por la Universidad de Córboda y publicado por el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

"Muchos perros son sacrificados o abandonados por su actitud violenta, pero contrariamente a lo que se piensa, en la conducta agresiva del perro la raza tiene poco protagonismo respecto a todos los factores que dependen del dueño", revela el estudio.

Los problemas médicos y orgánicos pueden provocar cambios de conducta

En este sentido, el equipo de investigación apuntó que los factores externos, modificables y dependientes del dueño son los que más influyen en la actitud del animal.

Así, según el autor principal del estudio, Joaquín Pérez-Guisado, el hecho de que los propietarios no hayan tenido un perro antes, el no someterlo a un entrenamiento básico de obediencia, consentir o mimar al perro en exceso, castrar a las hembras, dejarle la comida de forma indefinida o dedicarle poco tiempo, condicionan la actitud del animal.

Elementos que influyen en la agresividad

Por la otra parte, asegura que hay determinados elementos dependientes del can que están asociados a una mayor agresividad por dominancia, como por ejemplo, determinadas razas (Bullterrier, American Pitbullterrier, Boxer...), el sexo masculino, el tamaño pequeño, o la edad de cinco a siete años. Sin embargo, estos factores representan "un peso mínimo" en el comportamiento violento del perro.

Tras analizar los resultados del estudio, Pérez Guisado considera que "no es normal que los perros que reciben la educación adecuada mantengan comportamientos agresivos de dominancia" y señala que en el caso de que esto ocurra se debería a algún problema médico u orgánico "que puede provocar cambios de conducta en el perro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento